Martes, 20 de febrero de 2018

Cataluña

Votar no es la solución

La solución de Rajoy para la situación de conculcación de libertades y proceso de secesión que se desarrolla en Cataluña desde hace años ha resultado ser? la llamada a las urnas. Pero es un error pedirles a las urnas lo que no pueden dar. Hay desafueros que no se pueden resolver a base de votos.

Precisamente, la demagogia separatista del "¡queremos votar!" suscitó en pasadas semanas un saludable debate sobre la relación entre democracia y Estado de Derecho. Y no, no son sin más sinónimos. La democracia sin atributos puede convertirse en rodillo que triture los derechos: ocurrió, por ejemplo, cuando los alemanes votaron al partido nazi en porcentaje suficiente (32% en noviembre de 1932 y 44% en marzo de 1933) para permitir el acceso de Hitler al poder, o cuando mayorías blancas de los estados del Sur de EE.UU. votaban a un Partido Demócrata que defendió acérrimamente primero la esclavitud y después la segregación racial. A los judíos alemanes y los negros americanos no les sentaron nada bien las urnas.

La democracia liberal difiere de la plebiscitaria precisamente por sustraer al voto una serie de cuestiones fundamentales. Una de ellas es el sujeto de la soberanía, el perímetro del Estado: la eterna controversia sobre la pertenencia o no al mismo de determinados territorios abre la puerta a chantajes secesionistas y mantiene a la comunidad política en constante incertidumbre acerca de su propia integridad y continuidad. Por eso las únicas constituciones que reconocieron el derecho de autodeterminación de subunidades territoriales fueron la soviética y la yugoslava: regímenes no precisamente liberales, ni verdaderamente democráticos. Por cierto, ambas federaciones terminaron desintegrándose (de manera muy sangrienta en el caso yugoslavo).

Así como no puede depender de las urnas el perímetro territorial del Estado, tampoco pueden estar sometidos a votación los derechos fundamentales: la vida, la libertad de expresión, reunión, asociación y religión? La Alemania de los años 30 asistió a una autodestrucción democrática de los derechos: Hitler fue bendecido por las urnas. El gran reto que se plantea el constitucionalismo a partir de 1945 es cómo impedir que el pueblo pueda decidir destruir la libertad en un rapto de fanatismo. La solución será la creación de un "coto vedado" (Garzón Valdés) de derechos sustraídos a la decisión democrática mediante su inclusión en partes de la Constitución de muy difícil reforma. El progreso civilizatorio conseguido después de 1945 consiste precisamente en que no se pueda votar sobre cualquier cosa.

Al optar por un 155 light, breve y reducido a la convocatoria de comicios autonómicos, Rajoy aplica falsas soluciones electorales a un problema que en realidad es legal y constitucional. Pues en Cataluña son conculcados desde hace décadas derechos pertenecientes al "coto vedado", derechos que no deben depender de las urnas. El adoctrinamiento nacionalista en las aulas vulnera el art. 27.3 de la Constitución, que garantiza el derecho de los padres a que sus hijos reciban una educación "coherente con sus propias convicciones". La imposición del catalán vulnera el art. 3, que consagra el "deber de conocer y el derecho a usar" la lengua española. La conversión de TV3 y Catalunya Radio en groseros altavoces del agitprop separatista atropella el art. 20.3, que establece que los medios de comunicación públicos deben "respetar el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España".

La intervención de la autonomía vía art. 155 ofrecía una oportunidad para al menos iniciar el desmantelamiento del entramado liberticida e inconstitucional del separatismo (medios de comunicación, red subvencionada de asociaciones nacionalistas, policía autonómica politizada y desobediente al Estado?). Al desechar la intervención de TV3, al consolidar en la jefatura de los Mossos al que era su número 2 en la sedición del 1 de Octubre, al negar el ministro Méndez de Vigo que haya adoctrinamiento en las aulas, se hace evidente que el PP no desea acometer ese desmantelamiento. Su única aspiración es ganar tiempo, evitar la secesión inmediata y quizás rascar algún diputado. Tratar el cáncer con aspirinas.

Al incurrir él también en el fetichismo electoral del "¡votaremos!", Rajoy admite que todo depende de las urnas, avalando la interpretación del 21 de Diciembre como un 1 de Octubre bis. Los separatistas ya se han acogido a esa lectura: "Esperamos que el Gobierno aceptará esta vez el veredicto de los votantes".


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La era del sentimentalismo salvaje

Cuando el debate llega a estar dominado por “proposiciones emotivas”, la sociedad tiene un serio problema. La “proposición emotiva”, explica Dalrymple, es “una proposición falsa cuya principal función es dejar sentada la superior sensibilidad de aquél que la emite”, y que comporta “una suspensión voluntaria de la racionalidad crítica a favor de una respuesta emocional inmediata”.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Corrupción de menores

Esa invasión de la infancia por la pornografía se ve reforzada por la torpísima educación sexual Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Vuelta de tuerca

Las leyes de Memoria Histórica son una seria amenaza para la libertad de cátedra y expresión Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Soler Gil y la mitología materialista de la ciencia

En su anterior artículo, Contreras desglosó una de las obras de Yuval Noah Harari. Ahora, le toca el turno a Francisco J. Soler Gil, otra mente extraordinaria. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Pelléas y Melisande, la esperada

Es de agradecer que los directivos de la temporada ovetense se hayan decidido a programar esta  melancólica ópera, aunque sea más de cien años tarde, ya que el estreno de la misma se remonta a 1902, porque el tiempo la ha convertido en una ópera hito.

Por Cosima Wieck Leer columna

No les gusta Tabarnia

Sin presupuesto y sin jueces, Tabarnia está consiguiendo desactivar ideológicamente a los enemigos de este país

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Yuval Noah Harari y el final del humanismo

La revolución agrícola propició el paso del animismo al teísmo, la revolución científica, piensa Harari, permitió un nuevo salto del teísmo al humanismo

Por Francisco J Contreras Leer columna

LO MALO DE SER BUENOS

Nuestro colaborador reflexiona sobre la preferencia que muestra el poder político con las reivindicaciones de los sectores radicales aunque no sean muy numerosas frente a las mayoritarias si son defendidas por ciudadanos respetuosos con la ley y poco amigos de armar "jaleo"

Por Paco MexiaLeer columna

REFLEXIONANDO ACERCA DE LA NAVIDAD

Todos nos cruzamos en estas fechas las felicitaciones navideñas con gran algazara y, por tal motivo y circunstancia, no dejan de asaltarme ciertas preguntas al respecto?

Por Juan J. RubioLeer columna

Por qué triunfó el cristianismo

La ventaja demográfica del cristianismo primitivo –que terminaría convirtiéndolo en religión mayoritaria en el siglo IV- parece haber estado también muy relacionada con su ética sexual-familiar y con el estatus de la mujer. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

93.131

Más del 90% de esos asesinados en el seno de sus madres eran niños perfectamente viables Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Logrará Puigdemont ser investido presidente a distancia?

a) No sería un esperpento que dañaría la imagen del independentismo
b) Si la tibieza del PSOE debilita la acción del Estado

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo