Domingo, 16 de diciembre de 2018

si y no, depende

Wylie el rojo

Judas era pelirrojo. Al menos eso se afirmó y así fue representado durante siglos en la Última Cena, única ocasión propicia, por pintores y escultores en toda Europa. Por supuesto, nada se nos dice en los Evangelios de tan improbable cosa, pero desde tiempos remotos y hasta casi hoy, los pelirrojos eran percibidos como personas de poco fiar, de malas inclinaciones, traidores por naturaleza. Quevedo, en El Buscón, recoge el viejo refrán: "Ni perro ni gato de aquella color". Luego Judas sólo podía ser bermejo.


Me ha llamado la atención que en el reportaje que El Mundo dedica a mostrarnos a Christopher Wylie, el creador de la perversa Cambridge Analytica, se destaque en el titular precisamente eso, que es pelirrojo, aunque más adelante revele que el personaje, canadiense y de 28 años, es también "gay, vegano, millennial, (…) de ojos claros, con un aro en la nariz y otro en la oreja derecha…". O sea, un feliz compendio de todas las tendencias en voga, lo que hace incomprensible para el lector medio que su talento para el análisis electoral y la codificación de información en redes sociales haya podido ponerse al servicio de patronos como los impulsores del Brexit o los de la campaña de Trump, presentados siempre como viejos patriarcas heteros. El tipo se defiende como puede de tan terrible cargo: él, en realidad, no hizo nada que no hicieran otras empresas, sólo que lo hizo mejor porque dio en aplicar estrategias y sistemas militares a las redes sociales. Y así Wylie corrige y supera a Clausewitz: la guerra no es ya la continuación de la política por otros medios, sino justamente lo contrario, la política se convierte en otra forma de guerra, una especie de juego de estrategia en la que los electores son "bombardeados" con anuncios personalizados tras "capturar" sus datos disponibles en las redes. Esas cosas no se aprenden en los libros. Desde los 18 años Wylie estaba trabajando en las campañas de políticos liberales canadienses e incluso para Obama en su primera elección.

Wylie dice que desde fines de 2014 no estaba ya en Cambridge Analytica y que, por tanto, no participó en los desastres electorales progres que se le imputan. Eso sí, dejó todo preparado para ello: una base de datos de cincuenta millones de votantes lista para el mejor postor. Traidor y pelirrojo, la progresía mundial ya ha encontrado al responsable de sus tribulaciones. Que se prepare.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Entre revulsivo y detonante: estimulante

La irrupción de Vox genera un panorama lleno de interés Publicado en LA NUEVA ESPAÑA

Por Julio BuenoLeer columna

Las razones del éxito de VOX

En realidad, VOX lo tenía muy fácil para montar una alternativa: tan desolador era el desierto intelectual que el PP había dejado en la derecha. Publicado en LIBERTADDIGITAL

Por Francisco J Contreras Leer columna

Lo de La Sexta en Marinaleda

Buena parte de la edición periodística ha asumido la moda de presentarse como víctima de algo o alguien Publicado en el DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Carta  abierta al Sr. Núñez Feijóo:

Acaba de decir el Señor Feijoo -y así lo recogen casi todos los medios-  que ni el PP ha cambiado su  discurso ni está dispuesto a recibir lecciones de nadie.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

De transiciones ecológicas, toros y caza

La señora Ministra para la Transición Ecológica, ha lanzado a la opinión pública privada y mediopensionista un proyecto o intención que para mi modesto modo de ver las cosas, entra de lleno en la antología del disparate, uno más a añadir a los que nos tiene desgraciadamente acostumbrados este gobierno de personajes a los que, como les queda grande el cargo y con el deseo de que se sepa que están ahí (sentados), lanzan proyectos dignos, como mucho, de tertulia de café, sin encomendarse nada más que a su embarazado cerebro dispuesto a parir paridas, valga la redundancia, que deslumbren al sufrido y paciente personal

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

LA  ESTRATEGIA  DEL  MIEDO

Una fórmula para conseguir votantes, cuando no se tienen ni razones ni argumentos, es advertir al electorado de lo que les puede pasar si votan a otros partidos; lo utilizó el PP para prevenirnos de Podemos, y hoy son los de extrema izquierda, pero de forma más intimidatoria.

Por Paco MexiaLeer columna

Por qué no es Vox fascista

El "racista" Vox ha presentado al hispano-iraquí Raad Salam o al hispano-guineano Ignacio Garriga, y no cuestiona los derechos de los legalmente establecidos en España Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA  

Por Francisco J Contreras Leer columna

El valor de la verdad

Muchos comprendieron que lo importante en estas elecciones no era quién ganara, sino quién perdiera Publicado en EL DIARIO DE SEVILLLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

"Revoxlución"

Los doce diputados conseguidos por VOX en Andalucía han producido tan gran convulsión en el panorama político español que tal parece que un terremoto haya removido espectacularmente sus cimientos.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Elecciones en AndalucíaY por fin la VOX se oyó

Una vez más voy a utilizar los términos derecha e izquierda aunque como ya dije más veces, para mi gusto son hoy día trasnochados y habría que redefinirlos, pero por el momento creo que nos entenderemos mejor usándolos de nuevo.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Las nuevas matemáticas

Ni los más acérrimos partidarios del fallecido generalísimo Franco habrían sido capaces de restaurar su memoria y situar su figura en el primer plano de la actualidad como lo ha sido nuestro presidente dr. Sánchez con la brillante idea de exhumar sus restos del Valle de los Caídos.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿C`s mantendrá al PSOE en el poder en Andalucia?

a) No porque sería su final a nivel nacional
b) Si porque Marín quiere ser presidente a toda costa

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo