Sabado, 21 de abril de 2018

¡Ya está bien de insultar nuestra inteligencia!

Los autores de un golpe de estado, al cabo de unos días utilizan ese mismo término para calificar la acción del Estado destinada a reducir la insurrección, insurrección mucho más grave que la del 23-F puesto que en un Estado de derecho no hay delito más grave que el intento de destruirlo, ya que destrozaría la forma de vida de la totalidad de sus ciudadanos, políticos aparte, y con ello sus derechos.

A esto se añade la repetición machacona hasta la náusea de que no hay separación de poderes y por tanto la justicia actúa al dictado de un gobierno en manifiesta minoría y por ello España tiene presos políticos, es decir, los autores de un golpe de Estado se convierten por arte del birlibirloque manipulador en presos políticos y los delincuentes en víctimas.  Entonces resulta que estamos ante una tradición nacional y no nos habíamos enterado, porque los rebeldes del 23-F lo fueron durante mucho tiempo y alguno permaneció en prisión adentrado ya en la tercera edad ¡Qué escándalo! Y el mundo entero en "babia".

Nada de esto sucedería si no hubiera sido por la actitud de los sucesivos gobiernos españoles. Ya desde Franco, la "ominosa dictadura", a la que no hicieron ascos los soberanistas en la Guerra Civil sino que pactaron con ella traicionando a sus aliados del bando republicano, traición por la que consiguieron grandes prebendas para sus territorios "inveteradamente oprimidos" hasta el punto que una masa de españoles provenientes de otras regiones tuvieron que abandonar su tierra e instalarse en la "avasallada" Cataluña a fin de poder comer

Esta tendencia fue agudizada drásticamente por la constitución del 78, elaborada por unas cortes que no eran constituyentes y cuyos redactores, algunos por propia iniciativa, otros presionados por quien detentaba el poder en ese momento (utilizo este término con toda intención ya que ese poder había sido alcanzado por el designio de un dictador) trazaron una dispersión del territorio nacional, mediante, una vez más, la manipulación del lenguaje, inventando "palabros" como "nacionalidades" que ningún constitucionalista ha sido capaz de definir su significado con solvencia sin que la intención subyacente, que todos entendíamos perfectamente, saliera a la superficie. De tal manera  que se hacía evidente que constituía una amenaza larvada para la soberanía nacional. Este desliz de los padres constituyentes no era tal sino un "trueque" a cambio de que los soberanistas periféricos aceptaran algunos "trágalas" como renunciar a someter a votación la forma del Estado naciente.

Con estos antecedentes no es extraño que nos encontremos en este punto, lo que resulta insoportable es que tanto los soberanistas como los poderes del Estado Central, a través indistintamente de medios públicos-TV3,  o privados, subvencionados por el Gobierno, como la Sexta propiedad del señor Roures, aupado al olimpo mediático-económico por ZP, traten a los ciudadanos españoles como si fuéramos una panda de subnormales indocumentados a los que se les puede colar cualquier "trola" aunque seamos testigos de lo que realmente ha sucedido.

Esta "mascarada", que sería un vodevil, con actuaciones estelares como la de Carme Forcadell, sino fuera el comienzo de una tragedia para el común del pueblo español.

Deberíamos exigirle a nuestro gobierno y también a la oposición que hicieran su trabajo de acatar a la voluntad de la soberanía popular y defender sus intereses en lugar de burlarla con  "chalaneos" con sus enemigos como permitir la huida de Puigdemont a Bruselas, un país conocido por su desprecio de los derechos de las víctimas. Debería pedirse que le quitaran la capitalidad europea. Pero nadie lo pedirá.

 Me parece que no sólo España está en peligro sino que Europa está moribunda


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

WHATSAPP,  MENTIRAS  Y  CAMPAÑA  ELECTORAL

El whatsapp se ha convertido, en muy pocos años, en la aplicación más utilizada del teléfono móvil y es, en mi opinión, el medio más poderoso para difundir toda clase de información, tanto verdadera como falsa, con el objetivo de tratar de conseguir el voto de muchas personas.

Por Paco MexiaLeer columna

La corrupción

La confianza en el Gobierno ha llegado a estar tanto o más por los suelos que en la Junta de Andalucía Publicado en El Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Orban y la batalla por Europa

El establishment europeo-occidental intuye que en la Europa danubiana está tomando forma un modelo alternativo; de ahí la virulencia de su reacción. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Pero de verdad Putin quiere destruir la UE?

Acabamos de asistir a la actuación de la justicia de un Lander alemán en el caso Puigdemont. Su resolución ha sido criticada por varios expertos, de algunos de los cuales me han llegado noticias, pero concretamente el publicado por el profesor Bastida he tenido el gusto de leerlo.  Todos ellos eran críticos con la postura alemán

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Hay que leer a Laje

Toca promocionar a la competencia: Agustín Laje y Nicolás Márquez publicaron en 2016 El libro negro de la nueva izquierda, un must para cualquiera que desee entender el trasfondo histórico-filosófico del feminismo radical y el homosexualismo. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Wylie el rojo

Wylie es el creador de Cambridge Analytica. Traidor y pelirrojo, la progresía mundial ya ha encontrado al responsable de sus tribulaciones Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

 Las pensiones en España: entre la demagogia y la inmovilidad

Los gobernantes actuales, con una práctica de avestruz en sus políticas, no se atreven a mostrar e informar la realidad del problema de las pensiones, como primer paso para buscar soluciones, ni menos aún a ofrecerlas, en una muestra más de la pusilanimidad que han mostrado a lo largo de dos legislaturas en las que nos han enseñado que su quehacer político consiste precisamente en no hacer o en todo caso, en hacer lo mínimo posible para que todo siga igual.

Por José Luis LafuenteLeer columna

Entrando en Vetusta por la Estación del Norte

Primeros dias en Oviedo del Catedrático de Ingenieria Química Julio Bueno Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

11M: Año XIV del Tiempo Nuevo

Indignación, tristeza y perplejidad fue lo que sentí al leer La Nueva España del 11 de marzo y comprobar que mis peores augurios, a pesar de albergar una mínima esperanza, se habían cumplido. Ni una sola mención a los atentados que tuvieron lugar en Madrid hace catorce años -sumándose así al silencio de la mayoría de los medios de comunicación nacionales- sobre el mayor atentado perpetrado en Europa hasta la fecha.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Raíces del mal

El mal, el que amenaza de tantas formas a todo hombre o mujer, no se somete a los esquemas de los agitadores POublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Estrasburgo y nosotros

La interpretación evolutiva es un timo jurídico en virtud del cual el juez, en lugar de aplicar la ley, la reformula creativamente según su propia percepción de “las nuevas circunstancias sociales” convirtiéndose en legislador de hecho y violando la separación de poderes. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
Ante la actuación de los paises de EU en el caso Puigdemont ¿cobra sentido la decisión britanica del Brexit?

a) si
b) no

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo