Miercoles, 21 de febrero de 2018

¡Ya está bien de insultar nuestra inteligencia!

Los autores de un golpe de estado, al cabo de unos días utilizan ese mismo término para calificar la acción del Estado destinada a reducir la insurrección, insurrección mucho más grave que la del 23-F puesto que en un Estado de derecho no hay delito más grave que el intento de destruirlo, ya que destrozaría la forma de vida de la totalidad de sus ciudadanos, políticos aparte, y con ello sus derechos.

A esto se añade la repetición machacona hasta la náusea de que no hay separación de poderes y por tanto la justicia actúa al dictado de un gobierno en manifiesta minoría y por ello España tiene presos políticos, es decir, los autores de un golpe de Estado se convierten por arte del birlibirloque manipulador en presos políticos y los delincuentes en víctimas.  Entonces resulta que estamos ante una tradición nacional y no nos habíamos enterado, porque los rebeldes del 23-F lo fueron durante mucho tiempo y alguno permaneció en prisión adentrado ya en la tercera edad ¡Qué escándalo! Y el mundo entero en "babia".

Nada de esto sucedería si no hubiera sido por la actitud de los sucesivos gobiernos españoles. Ya desde Franco, la "ominosa dictadura", a la que no hicieron ascos los soberanistas en la Guerra Civil sino que pactaron con ella traicionando a sus aliados del bando republicano, traición por la que consiguieron grandes prebendas para sus territorios "inveteradamente oprimidos" hasta el punto que una masa de españoles provenientes de otras regiones tuvieron que abandonar su tierra e instalarse en la "avasallada" Cataluña a fin de poder comer

Esta tendencia fue agudizada drásticamente por la constitución del 78, elaborada por unas cortes que no eran constituyentes y cuyos redactores, algunos por propia iniciativa, otros presionados por quien detentaba el poder en ese momento (utilizo este término con toda intención ya que ese poder había sido alcanzado por el designio de un dictador) trazaron una dispersión del territorio nacional, mediante, una vez más, la manipulación del lenguaje, inventando "palabros" como "nacionalidades" que ningún constitucionalista ha sido capaz de definir su significado con solvencia sin que la intención subyacente, que todos entendíamos perfectamente, saliera a la superficie. De tal manera  que se hacía evidente que constituía una amenaza larvada para la soberanía nacional. Este desliz de los padres constituyentes no era tal sino un "trueque" a cambio de que los soberanistas periféricos aceptaran algunos "trágalas" como renunciar a someter a votación la forma del Estado naciente.

Con estos antecedentes no es extraño que nos encontremos en este punto, lo que resulta insoportable es que tanto los soberanistas como los poderes del Estado Central, a través indistintamente de medios públicos-TV3,  o privados, subvencionados por el Gobierno, como la Sexta propiedad del señor Roures, aupado al olimpo mediático-económico por ZP, traten a los ciudadanos españoles como si fuéramos una panda de subnormales indocumentados a los que se les puede colar cualquier "trola" aunque seamos testigos de lo que realmente ha sucedido.

Esta "mascarada", que sería un vodevil, con actuaciones estelares como la de Carme Forcadell, sino fuera el comienzo de una tragedia para el común del pueblo español.

Deberíamos exigirle a nuestro gobierno y también a la oposición que hicieran su trabajo de acatar a la voluntad de la soberanía popular y defender sus intereses en lugar de burlarla con  "chalaneos" con sus enemigos como permitir la huida de Puigdemont a Bruselas, un país conocido por su desprecio de los derechos de las víctimas. Debería pedirse que le quitaran la capitalidad europea. Pero nadie lo pedirá.

 Me parece que no sólo España está en peligro sino que Europa está moribunda


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La era del sentimentalismo salvaje

Cuando el debate llega a estar dominado por “proposiciones emotivas”, la sociedad tiene un serio problema. La “proposición emotiva”, explica Dalrymple, es “una proposición falsa cuya principal función es dejar sentada la superior sensibilidad de aquél que la emite”, y que comporta “una suspensión voluntaria de la racionalidad crítica a favor de una respuesta emocional inmediata”.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Corrupción de menores

Esa invasión de la infancia por la pornografía se ve reforzada por la torpísima educación sexual Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Vuelta de tuerca

Las leyes de Memoria Histórica son una seria amenaza para la libertad de cátedra y expresión Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Soler Gil y la mitología materialista de la ciencia

En su anterior artículo, Contreras desglosó una de las obras de Yuval Noah Harari. Ahora, le toca el turno a Francisco J. Soler Gil, otra mente extraordinaria. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Pelléas y Melisande, la esperada

Es de agradecer que los directivos de la temporada ovetense se hayan decidido a programar esta  melancólica ópera, aunque sea más de cien años tarde, ya que el estreno de la misma se remonta a 1902, porque el tiempo la ha convertido en una ópera hito.

Por Cosima Wieck Leer columna

No les gusta Tabarnia

Sin presupuesto y sin jueces, Tabarnia está consiguiendo desactivar ideológicamente a los enemigos de este país

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Yuval Noah Harari y el final del humanismo

La revolución agrícola propició el paso del animismo al teísmo, la revolución científica, piensa Harari, permitió un nuevo salto del teísmo al humanismo

Por Francisco J Contreras Leer columna

LO MALO DE SER BUENOS

Nuestro colaborador reflexiona sobre la preferencia que muestra el poder político con las reivindicaciones de los sectores radicales aunque no sean muy numerosas frente a las mayoritarias si son defendidas por ciudadanos respetuosos con la ley y poco amigos de armar "jaleo"

Por Paco MexiaLeer columna

REFLEXIONANDO ACERCA DE LA NAVIDAD

Todos nos cruzamos en estas fechas las felicitaciones navideñas con gran algazara y, por tal motivo y circunstancia, no dejan de asaltarme ciertas preguntas al respecto?

Por Juan J. RubioLeer columna

Por qué triunfó el cristianismo

La ventaja demográfica del cristianismo primitivo –que terminaría convirtiéndolo en religión mayoritaria en el siglo IV- parece haber estado también muy relacionada con su ética sexual-familiar y con el estatus de la mujer. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

93.131

Más del 90% de esos asesinados en el seno de sus madres eran niños perfectamente viables Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Logrará Puigdemont ser investido presidente a distancia?

a) No sería un esperpento que dañaría la imagen del independentismo
b) Si la tibieza del PSOE debilita la acción del Estado

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo