Lunes, 24 de septiembre de 2018

¡Ya está bien de insultar nuestra inteligencia!

Los autores de un golpe de estado, al cabo de unos días utilizan ese mismo término para calificar la acción del Estado destinada a reducir la insurrección, insurrección mucho más grave que la del 23-F puesto que en un Estado de derecho no hay delito más grave que el intento de destruirlo, ya que destrozaría la forma de vida de la totalidad de sus ciudadanos, políticos aparte, y con ello sus derechos.

A esto se añade la repetición machacona hasta la náusea de que no hay separación de poderes y por tanto la justicia actúa al dictado de un gobierno en manifiesta minoría y por ello España tiene presos políticos, es decir, los autores de un golpe de Estado se convierten por arte del birlibirloque manipulador en presos políticos y los delincuentes en víctimas.  Entonces resulta que estamos ante una tradición nacional y no nos habíamos enterado, porque los rebeldes del 23-F lo fueron durante mucho tiempo y alguno permaneció en prisión adentrado ya en la tercera edad ¡Qué escándalo! Y el mundo entero en "babia".

Nada de esto sucedería si no hubiera sido por la actitud de los sucesivos gobiernos españoles. Ya desde Franco, la "ominosa dictadura", a la que no hicieron ascos los soberanistas en la Guerra Civil sino que pactaron con ella traicionando a sus aliados del bando republicano, traición por la que consiguieron grandes prebendas para sus territorios "inveteradamente oprimidos" hasta el punto que una masa de españoles provenientes de otras regiones tuvieron que abandonar su tierra e instalarse en la "avasallada" Cataluña a fin de poder comer

Esta tendencia fue agudizada drásticamente por la constitución del 78, elaborada por unas cortes que no eran constituyentes y cuyos redactores, algunos por propia iniciativa, otros presionados por quien detentaba el poder en ese momento (utilizo este término con toda intención ya que ese poder había sido alcanzado por el designio de un dictador) trazaron una dispersión del territorio nacional, mediante, una vez más, la manipulación del lenguaje, inventando "palabros" como "nacionalidades" que ningún constitucionalista ha sido capaz de definir su significado con solvencia sin que la intención subyacente, que todos entendíamos perfectamente, saliera a la superficie. De tal manera  que se hacía evidente que constituía una amenaza larvada para la soberanía nacional. Este desliz de los padres constituyentes no era tal sino un "trueque" a cambio de que los soberanistas periféricos aceptaran algunos "trágalas" como renunciar a someter a votación la forma del Estado naciente.

Con estos antecedentes no es extraño que nos encontremos en este punto, lo que resulta insoportable es que tanto los soberanistas como los poderes del Estado Central, a través indistintamente de medios públicos-TV3,  o privados, subvencionados por el Gobierno, como la Sexta propiedad del señor Roures, aupado al olimpo mediático-económico por ZP, traten a los ciudadanos españoles como si fuéramos una panda de subnormales indocumentados a los que se les puede colar cualquier "trola" aunque seamos testigos de lo que realmente ha sucedido.

Esta "mascarada", que sería un vodevil, con actuaciones estelares como la de Carme Forcadell, sino fuera el comienzo de una tragedia para el común del pueblo español.

Deberíamos exigirle a nuestro gobierno y también a la oposición que hicieran su trabajo de acatar a la voluntad de la soberanía popular y defender sus intereses en lugar de burlarla con  "chalaneos" con sus enemigos como permitir la huida de Puigdemont a Bruselas, un país conocido por su desprecio de los derechos de las víctimas. Debería pedirse que le quitaran la capitalidad europea. Pero nadie lo pedirá.

 Me parece que no sólo España está en peligro sino que Europa está moribunda


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Santa Catalina de Siena

El siglo en el que vivió "siglo XIV" fue una época tormentosa para la vida de la Iglesia y de todo el tejido social en Italia y en Europa. Sin embargo, incluso en los momentos de mayor dificultad, el Señor no cesa de bendecir a su pueblo, suscitando santos y santas que sacudan las mentes y los corazones provocando conversión y renovación. Catalina es una de estas personas y también hoy nos habla y nos impulsa a caminar con valentía hacia la santidad para que seamos discípulos del Señor de un modo cada vez más pleno (BXVI)

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Covadonga y su sentido, 718-2018

«Es lícito esperar, como quienes escribieron la Crónica Profética hace casi doce siglos, la «Restauratio Hispaniae», y con ella una nueva interpretación del sentido de la historia de Covadonga y de España que permita enlazar con lo que aquellos hombres afirmaron con alegría y confianza: que Dios no abandona a su pueblo ni traiciona su alianza» Publicado en ABC  

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Hungría en el banquillo

Relanzar la natalidad nacional requiere a su vez fortalecer las familias y proteger la vida. Por ese lado, Orban entra en rotunda colisión con el proyecto neomarxista de ideología de género. Cuando en Hungría se habla de “libertad de elección”, se está pensando en un sí a la maternidad y a la vida Publicado en Actuall.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

¡Que vienen los nazis!

Demócratas de Suecia ha alcanzado el 40% de los votos, y ya deben estar desfilando por allí las SS Publicado en El Diario de Sevilla  

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Fuenteovejuna, el primer estreno de una ópera en Oviedo

Ayer daba comienzo la septuagésima primera temporada de ópera ininterrumpidamente en Oviedo y lo hacía con las pretensiones que presta el estreno de una nueva obra, la ópera Fuenteovejuna, basada en la obra homónima del autor de nuestro siglo de oro, Lope de Vega

Por Cosima Wieck Leer columna

San Atanasio y el arrianismo.

San Atanasio fue, sin duda, uno de los Padres de la Iglesia antigua más importantes y venerados.Pero este gran santo es, sobre todo, el apasionado teólogo de la encarnación del Logos, el Verbode Dios que, como dice el prólogo del cuarto evangelio, "se hizo carne y puso su morada entrenosotros" Benedicto XVI

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Prisioneros del odio

El odio inextinguible es una enfermedad muy penosa para quien la padece. No conoce ideologías (Publicado en el Diario de Sevilla)

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

 Una oportunidad de curación para la Iglesia

Como han señalado varios comentaristas, esta tribulación puede ser una oportunidad de oro para una sanación en profundidad. Comprender que uno tiene un tumor y no un resfriado es el primer paso para aplicar una terapia efectiva. Recordando siempre que la insumergibilidad de la barca está garantizada por el propio Cristo. Pese a los hombres. Publicado en LIBERTAD DIGITAL (https://www.clublibertaddigital.com/ideas/tribuna/2018-08-30/francisco-jose-contreras-una-oportunidad-de-curacion-para-la-iglesia-85898/).

Por Francisco J Contreras Leer columna

Covadonga, 13 siglos después

Cada generación, cada siglo, fue ampliando y enriqueciendo el sentido de lo que sucedió en la gruta del monte Auseva Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Google: El "memo" y los memos

Ahora que sabemos que Google tiene ideología, tenemos derecho a sospechar que pueda estar incrustando sus preferencias en los algoritmos que priorizan unos u otros contenidos en las búsquedas Publicado en disidentia.com

Por Francisco J Contreras Leer columna

El disparate como medio y fin de gobierno

¡Qué difícil resulta para algunos el liberarse del recuerdo de aquel hombre que les ganó la guerra y que tras más de cuarenta años de paz, consiguió situar a España entre las diez naciones más florecientes del mundo, superando el bloqueo a que fué sometida por los vencedores de la guerra mundial!

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Logrará Sanchez burlar la Constitución y permitir la celebración de un referendum de independencia en Cataluña?

a) Si hay demasiados intereses "bastardos" en juego
b) No los españoles lo impdirán

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo