Lunes, 25 de marzo de 2019

el entorno social

SALVEMOS EL CARNAVAL

     Es bien sabido que el Carnaval que conocemos, heredero de diferentes progenitores, es una celebración folclórica colorista y más o menos transgresora en la que gentes de muy diversa condición tienen la gracia -y la generosidad- de ofrecer desinhibidamente un regalo visual e interpretativo al resto de sus conciudadanos, coparticipen o no de la liturgia del disfraz, de la música, del mimo, de la parodia, del desfile. En suma, se trata de un espectáculo coral, popular y "usando sin retintín ni reticencia los comodines habituales- democrático, transversal y abierto a todos los públicos. No pocas veces resulta entrañable y casi siempre es sugestivo y divertido, dejando un hueco para las excepciones singulares de quienes carecen de gracia, de imaginación o de recursos escénicos; o de quienes andan sobrados de bastedad, torpeza y mala baba.

     Creo que la contribución que, por lo visto y oído,  se ha dado desde el  último rincón de Asturias y desde muchos otros sitios de España a una fiesta cuasi planetaria " y quién sabe si galáctica- es para estar globalmente más que satisfechos en este contexto.

     Como cualquier evento o celebración multitudinaria de ámbito nacional o internacional " días de la tierra, del clima climático, de los equinoccios, del año nuevo, del hombre, de la mujer, del género, del caso, de los enamorados, del padre, de la madre, de los hijos, de las mascotas, del árbol, del autor, del libro, del cachopo…- el Carnaval  tiene dos enemigos, sin duda uno más peligroso que el otro. El primer enemigo, el menos tóxico por su alta entropía, viene de dentro, y somos la gente, el personal carnavalero que -a título individual, en rebaño, manada o piara-, no sepa o no quiera estar o pierda el juicio con el tachunda y el jolgorio. Afortunadamente las autodefensas suelen actuar eficazmente, y las desviaciones de este tipo suelen abortarse en las distancias cortas, por lo que no tienen ni larga vida ni secuelas y quedan en lo que son, episodios para contar.. Como mucho en la página de sucesos.

     El otro enemigo, más sofisticado y organizado, se llama Dictadura.

    A ninguna dictadura le gusta la libertad, particularmente si la libertad se manifiesta inteligentemente evidenciando las vergüenzas del régimen. Y, supongo que ya se habrán dado cuenta de que, aunque las dictaduras vienen de arriba, el flujo de dictados puede hacerse de arriba para abajo " el método clásico: el golpe, la censura, las prohibiciones, la persecución- , que son las formas más tópicas, o puede hacerse ascensionalmente, con caballos troyanos, mediante la infiltración, la metástasis y el secuestro.

    La primera forma es la consabida, la más grosera y la de peor prensa; se detecta mejor y, consiguientemente, genera reacciones de rechazo y vacunación que estimulan la complicidad entre víctimas y excitan la creatividad corporativa: la astucia defensiva, la imaginación burlesca, el maquillaje y la encriptación. Después de una dictadura convencional, sea de puños cerrados o de brazos en alto, el personal que no sucumbe sale fortalecido porque, a pesar de -o gracias a - las cicatrices se las sabe todas y tiene más alta la autoestima.

     La segunda forma- no sé si les sonará tanto- se basa en inyectar las directrices a las bases desde un alto mando invisible, enmascarado o difuso, en ir creando estructuras  utilitaristas entreverando los intereses de los zorreras con los anhelos de los idealistas y rellenando por capilaridad el tejido resultante con la masa inercial de los bovinos y las bobinas y las bovinas y los bobinos. Cuando se alcanza el punto de no retorno la fiesta sigue pareciendo de todos, pero ya tiene dueño. La festividad se ha convertido en el día del dogma, de la doctrina, en el día de la propaganda, de la comunión, del trágala. Es una maquinaria política que puede llenar plazas rojas y explanadas negras.

     Si creen ustedes que ya lo tienen todo visto en esto de la gestión utilitarista de eventos populares, llegará el día en que vean a las hembras abominando de los machos, a las crías revolviéndose contra sus progenitores, a los vecinos contra los vecinos, a las mascotas contra sus dueños y viceversa, a los patronos convocando a los empleados a la huelga, a los "demócratas" repartiendo salvoconductos de pureza de sangre y tejiendo la calle de cordones sanitarios contra los "odiadores", a ministros del gobierno y parejas presidenciales siguiendo la partitura pero perdiendo los papeles…

     El día en que vean todo eso no sabrán si es que se han vuelto locos o que el Armagedón ha llegado, por fin, para liberarnos de tanto esperpento y tanta vergüenza. Pero de lo que sí pueden estar seguros es de que también el Carnaval acaba de caer en manos de la casta o del frente popular.

     Desenmascarémoslos.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

EMBUSTEROS

Como conmemoramos el pasado día 21 el "Día de la Poesía", yo quisieracelebrarlo a mi manera publicando, aún exponiéndome a fuertes rechiflas y abucheos, una especie de poema (cuyo título y formato he antepuesto) de tema político a modo de lamento y reacción, que va dirigido a tantas y tantas personas anónimas y menos anónimas que se dedican con entusiasmocotidiano a "hacer la vida más llevadera a los demás", afanándose para ellocontinuamente, sin merma de esfuerzo y, sobre todo y principalmente, en provecho propio, siguiendo la conocida norma que reza: "La caridad bienentendida empieza por uno mismo".Bien, pues allá va el poema, dedicado

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Quince años después

Han pasado quince años desde que se cometiera en España el mayor atentado terrorista en Europa, con ciento noventa y dos víctimas mortales  y más de dos mil cuyas vidas fueron mermadas física y psicológicamente. Sería una burda canallada  centrar nuestros recuerdos de forma aséptica en una cifra de muertos.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Douglas Murray y la extraña muerte de Europa

Las argucias desplegadas para demostrar que Europa no puede sino resignarse a la inmigración masiva son muy variadas. El villano oficial seguirá siendo “la ultraderecha”, y el euro-progresismo seguirá entonando “We are the world, we are the children” hasta el final. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Brechas

No existe justificación social para el enorme montaje político y mediático español en torno al 8-M Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

SALVEMOS EL CARNAVAL

El otro enemigo, más sofisticado y organizado, se llama Dictadura. Publicado en La Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Fabricando problemas

Bueno, pues cuando nosotros creíamos que todos queríamos lo mejor y más justo para lamujer y lo mejor y más justo para los inmigrantes por poner un par de ejemplos de lostemas más llamativos, resulta que no, que no es así

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Sacrificios infantiles rituales

"Un sacrificio inconcebible" es el título de un artículo publicado recientemente en  National Geographic, en el cual se exponen los últimos macabros hallazgos arqueológicos que han tenido lugar en la costa norte de Perú: la que fue  una matanza masiva de niños.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

DOS MANERAS DE ENTENDER EL FEMINISMO

Los medios de comunicación y las redes sociales están invadiéndonos estos días con continuas referencias a la denominada “Huelga feminista” del 8 de marzo de 2019, Día de la mujer trabajadora.  

Por José Luis LafuenteLeer columna

Una crónica desde París

One of Us se propone “liberar las inteligencias”, “hacer sentir a los discrepantes –esos que ya no se atreven a hablar- que no están solos”. Como ha escrito Douglas Murray, “Europa no sabe cómo continuar su Historia [history] porque ha perdido su historia [story]”. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Quo vadis, Europa?

Hoy Europa no se debate como hace ochenta años entre las ansias de dominio de ideologías criminales Publiado en el Diario de Sevilla.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Exhumando

(…2018 año del perro, 2019 año del cerdo, 2020 año de la rata…: malos tiempos para quienes quieren desafiar las maldiciones faraónicas) Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Encuesta
¿Están amañadas las encuestas del CIS?

a) Si quieren dirigir el voto hacia el PSOE
b) No los españoles se han vuelto "locos"

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo