Domingo, 27 de septiembre de 2020

Ante el dolor y la muerte

LA PUERTA DE LA ESPERANZA

Hay veces que un libro, cuando lo leemos nos deja tal impresión que queda unido de forma indeleble a nuestras vidas. Eso me ha ocurrido con el libro “la puerta de la Esperanza” de Juan Antonio Vallejo Nágera y José Luis Olaizola. El libro nos cuenta como un cristiano consigue enfrentándose al cáncer, darnos un camino de esperanza en Dios, y que podemos ser felices en las condiciones más adversas. Ya que la felicidad está en llegar al final y poder mirar a Dios a la cara. 

Esta enfermedad es una cruz muy terrible, que bien llevada, purifica nuestra alma y nos acerca a Dios. Por eso en estos casos, hay que pedir el sacramento de la unción de enfermos que, aparte del bien que nos hace, da tranquilidad a nuestros familiares. 

Hemos de tener presente que hay muchas personas que se cruzan. Es muy importante ponerse en manos de Dios, y confiar en los maravillosos profesionales que nos pueden llevar a la curación. 

Uno de los momentos más duros en esta enfermedad, es cuando el enfermo recibe el diagnóstico. Lo primero que se le viene a la cabeza es la pregunta ¿Por qué a mí? y la segunda ¿Qué va a ser de mí? En este libro el doctor Vallejo Nágera, siendo como es médico, recibe el fatal diagnóstico sabiendo de lo incurable de su enfermedad. Nos refiere que actuó de la siguiente manera “le vino instantáneamente una gran serenidad y le dio gracias a Dios por los años vividos”. Posteriormente hizo una reflexión profundamente cristiana “El que avisen a un cristiano de la proximidad de la muerte es el mayor favor que le pueden hacer, uno de mis temores es no tener tiempo para prepararme. Ante esta reflexión debemos pensar que la vida tiene fecha de caducidad. Dios ha puesto en nuestras manos unos talentos. Con la práctica religiosa, con la intercesión de la Virgen y confiando en la función redentora de nuestro Señor. Podemos ser el jornalero fiel que devolvió esos talentos incrementados. Todo el sufrimiento que se soporta pensando en Dios y por Dios, tiene un doble sentido y una doble recompensa. Seremos más fáciles de atender por parte de quien nos cuida y nos ayuda. Y, al final todo ofrecimiento a Dios se convierte en gozo. 

La puerta de la esperanza, es la que da sentido a nuestras vidas, ya que nos hace confiar en que haya valido para algo. Descansar en Dios. 

José Manuel Miranda Alonso


Comentarios

Por Lucio 2012-09-22 11:29:00

Creo que en la vida lo importante es la trayectoria de AMOR y FE que hayas ejercido, la enfermedad surge en cualquier momento, no por ello esa trayectoria debe ser perturbada, como buen patrón que no permite que su barco vaya a la deriva hay que mantener fijo el rumbo, lo que demuestra simplemente la humildad del buen cristiano. La existencia terrenal no es más que un tránsito hacia una nueva DIA, siendo estaciones de paso obligarorias la MUERTE y el AMOR. Un abrazo


Por Efrén Díaz 2012-09-19 20:25:00

La muerte tanto si es producida. de forma natural, vejez, enfermedad u otras causas, debemos de evitar que no nos pille en fuera de juego, estar en gracia de Dios es la solución y para ello siempre hemos de estar preparados, cumpliendo los mandamientos de la Santa Madre Iglesia


Por Por E.Díaz Lastra 2012-09-19 20:09:00

L


Por José Manuel M. 2012-09-08 15:34:00

Comentarios: Una vez más José Miranda trata un tema importantísimo que nos puede ser muy valioso para todos. La esperanza, en mi opinión, es el motor de la vida de tal modo que, incluso ante una enfermedad dolorosa e incurable, la ilusión se aviva todavía más ante la posibilidad de ofrecer estos sufrimientos por los seres queridos que, a cambio de nada, dieron todo por nosotros y, sobre todo al ver la meta (Dios misericordioso y nuestros sseres queridos fallecidos) cada vez más cerca.


Por FJGA 2012-09-07 07:16:00

De nuevo hay que agradecer a José Miranda que se ocupe de un tema importante: qué hacer cuando nos dicen que tenemos una grave enfermedad (y que nos vamos a morir). Parece como si la muerte fuera una cosa que le ocurre a la gente por accidente y no es así, nos morimos todos. Que cosa más lógica que prepararse.


Comentar

Columnistas

Heather MacDonald y la "epidemia de violaciones"

Según MacDonald, de los supuestos miles de violaciones, las denunciadas a policía y tribunales se pueden contar con los dedos de la mano. Las chicas pueden evitar el riesgo de padecer lo que las feministas llaman “violación”: basta con no emborracharse y no meterse en la cama con un tipo al que apenas conocen. Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

La herejía como dogma

De la teología, pues, depende toda la organización social, como sabían bien los hombres de los tiempos liminares Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Verano roto

El verano que se prometía de normalidad y recuperación está siendo el de los proyectos frustrados Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Grégor Puppinck y la autodestrucción de los derechos humanos

Grégor Puppinck en su formidable 'Mi deseo es la ley' no ataca el concepto mismo de los derechos humanos, sino su ideologización reciente. Si los derechos humanos de 1948 respetaban la biología humana, los de 2020 se refieren a la vulneración/superación de dicha biología Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Tiempos Protervos o la Nueva Protervidad IV

Desde el año 1918, fecha de la llamada gripe española, aunque en realidad tuviera su origen en el ejército de EEUU, y que se llevó al más allá a cuarenta o cincuenta millones de personas "las fuentes no se ponen de acuerdo- en todo el mundo, no ha habido una peste que afectara a toda la Tierra.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo