Miercoles, 19 de febrero de 2020

Ante el dolor y la muerte

LA PUERTA DE LA ESPERANZA

Hay veces que un libro, cuando lo leemos nos deja tal impresión que queda unido de forma indeleble a nuestras vidas. Eso me ha ocurrido con el libro “la puerta de la Esperanza” de Juan Antonio Vallejo Nágera y José Luis Olaizola. El libro nos cuenta como un cristiano consigue enfrentándose al cáncer, darnos un camino de esperanza en Dios, y que podemos ser felices en las condiciones más adversas. Ya que la felicidad está en llegar al final y poder mirar a Dios a la cara. 

Esta enfermedad es una cruz muy terrible, que bien llevada, purifica nuestra alma y nos acerca a Dios. Por eso en estos casos, hay que pedir el sacramento de la unción de enfermos que, aparte del bien que nos hace, da tranquilidad a nuestros familiares. 

Hemos de tener presente que hay muchas personas que se cruzan. Es muy importante ponerse en manos de Dios, y confiar en los maravillosos profesionales que nos pueden llevar a la curación. 

Uno de los momentos más duros en esta enfermedad, es cuando el enfermo recibe el diagnóstico. Lo primero que se le viene a la cabeza es la pregunta ¿Por qué a mí? y la segunda ¿Qué va a ser de mí? En este libro el doctor Vallejo Nágera, siendo como es médico, recibe el fatal diagnóstico sabiendo de lo incurable de su enfermedad. Nos refiere que actuó de la siguiente manera “le vino instantáneamente una gran serenidad y le dio gracias a Dios por los años vividos”. Posteriormente hizo una reflexión profundamente cristiana “El que avisen a un cristiano de la proximidad de la muerte es el mayor favor que le pueden hacer, uno de mis temores es no tener tiempo para prepararme. Ante esta reflexión debemos pensar que la vida tiene fecha de caducidad. Dios ha puesto en nuestras manos unos talentos. Con la práctica religiosa, con la intercesión de la Virgen y confiando en la función redentora de nuestro Señor. Podemos ser el jornalero fiel que devolvió esos talentos incrementados. Todo el sufrimiento que se soporta pensando en Dios y por Dios, tiene un doble sentido y una doble recompensa. Seremos más fáciles de atender por parte de quien nos cuida y nos ayuda. Y, al final todo ofrecimiento a Dios se convierte en gozo. 

La puerta de la esperanza, es la que da sentido a nuestras vidas, ya que nos hace confiar en que haya valido para algo. Descansar en Dios. 

José Manuel Miranda Alonso


Comentarios

Por Lucio 2012-09-22 11:29:00

Creo que en la vida lo importante es la trayectoria de AMOR y FE que hayas ejercido, la enfermedad surge en cualquier momento, no por ello esa trayectoria debe ser perturbada, como buen patrón que no permite que su barco vaya a la deriva hay que mantener fijo el rumbo, lo que demuestra simplemente la humildad del buen cristiano. La existencia terrenal no es más que un tránsito hacia una nueva DIA, siendo estaciones de paso obligarorias la MUERTE y el AMOR. Un abrazo


Por Efrén Díaz 2012-09-19 20:25:00

La muerte tanto si es producida. de forma natural, vejez, enfermedad u otras causas, debemos de evitar que no nos pille en fuera de juego, estar en gracia de Dios es la solución y para ello siempre hemos de estar preparados, cumpliendo los mandamientos de la Santa Madre Iglesia


Por Por E.Díaz Lastra 2012-09-19 20:09:00

L


Por José Manuel M. 2012-09-08 15:34:00

Comentarios: Una vez más José Miranda trata un tema importantísimo que nos puede ser muy valioso para todos. La esperanza, en mi opinión, es el motor de la vida de tal modo que, incluso ante una enfermedad dolorosa e incurable, la ilusión se aviva todavía más ante la posibilidad de ofrecer estos sufrimientos por los seres queridos que, a cambio de nada, dieron todo por nosotros y, sobre todo al ver la meta (Dios misericordioso y nuestros sseres queridos fallecidos) cada vez más cerca.


Por FJGA 2012-09-07 07:16:00

De nuevo hay que agradecer a José Miranda que se ocupe de un tema importante: qué hacer cuando nos dicen que tenemos una grave enfermedad (y que nos vamos a morir). Parece como si la muerte fuera una cosa que le ocurre a la gente por accidente y no es así, nos morimos todos. Que cosa más lógica que prepararse.


Comentar

Columnistas

GISTÁU

Mi relación con el recientemente fallecido periodista David Gistáu, fué simplemente la de lector. No voy ahora a dármelas de ser amigo personal ni asiduo seguidor de sus artículos ni de su obra en general.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 "Historias ocultadas del nacionalismo catalán"

Así se intitula el libro de Javier Barraycoa, Editorial LIBROSLIBRES, 2.011, 365 páginas, incluido el índice Onomástico.Este libro la verdad es que no tiene desperdicio.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Auténticas entrevistas falsas

Tal era el título de un programa radiofónico de humor que allá por la década de los 50 se emitía, no recuerdo en este momento por qué emisora nacional, en una época en que la televisión no tenía el protagonismo que disfruta actualmente y la radio dominaba el medio.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 Los demagogos

De lo que casi nadie habla es de la demagogia que campa por sus respetos en los sistemas "democráticos", demagogia que ya aparecía en la antigua Grecia.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Obstetricia y ministerios

También sería de gran interés conocer el "curriculum" personal de algunos de los nuevos titulares de los diversos cargos, cuyos méritos para acceder a puestos de tanta responsabilidad y en cuyas manos están, en estos momentos, nuestro presente y futuro, quizá nos harían palidecer y no precisamente de esperanzada confianza  y entusiástica ilusión.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Ni criterio, ni ideología

Lo que le importa a esta casta es descabalgar del poder a los "enemigos", importándole un bledo, dos cominos y tres dídimos el bienestar de los españoles. Para eso está el pacto de la duerna, oiga.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Política aeronáutica

Entre las grandes novedades que nos está ofreciendo nuestro actual presidente de gobierno, está el utilizar el vuelo en los varios desplazamientos necesarios y no tan necesarios para sus labores presidenciales y otras no tan presidenciales.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Ilustres corregidores

Aunque el término más simple y adecuado a la idea que pretendo exponer sería "correctores", de corregir, no de co-regir, utilizo el que figura en el título por considerarlo más sonoro y llamativo, esperando disculpen la licencia.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Es progreso la eutanasia?

Toda sociedad envejecida debe decidir si invierte en atención a los ancianos o si impulsa la eutanasia. Nuestro Gobierno social-comunista parece haber decidido que lo progresista es lo segundo. Publicado en el Debate

Por Francisco J Contreras Leer columna

El gran debate por la vida

El aborto, que aquí se considera un asunto cerrado, es hoy en los Estados Unidos el primer debate social Publicado en Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Soldados de plomo

Vanidad viene de vano y vano significa vacío.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Encuesta
¿Inducirá el nuevo gobierno una nueva quema de iglesias como prometieron miembros de Unidas Podemos?

a) No lo hará, quedaría desprestigiado ante Occidente
b) Enseguida quieren aplastar a sus enemigos y la Iglesia es el principal

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo