Sabado, 28 de marzo de 2020

En la hora de un gobierno capaz

A remolque


La gestión del más mínimo problema tiene el sello de lo improvisado, interesado y chapucero. Las ideas de cierto relieve brillan, sí, pero brillan por su ausencia y es que, claro, con los esfuerzos sobrehumanos realizados para cumplir con la desgraciada Ley de memoria histórica y tras el gran logro, orgullo de la moderna democracia que constituyó el hecho heroico y trascendental de exhumar e inhumar el cadáver de un hombre muerto hace más de cuarenta años y cuyo recuerdo están logrando hacer presente nostálgicamente (y no digo ningún nombre por no incurrir en delito), ha dejado exhaustas muchas mentes que en estos momentos quizá estén dando encefalograma plano y laxo, en descanso absoluto para intentar recuperar el seso perdido, aunque su preocupación más que en el seso está en el sexo, hasta el punto de que van camino de acabar con el femenino a causa de tanta reivindicación perseguida con tal tesón digno de otros logros,  que, pretendiendo hacerlo tan igual en todo al masculino, van a conseguir su extinción por innecesario. Si queremos igualar tanto ¿para qué queremos dos sexos?


Hablando en serio, cosa que cada vez resulta más difícil, se está malgastando tanto tiempo y lo que es peor, tanto dinero en verdaderas nonadas (¿para qué vamos a llamarlas de otro modo?), que ya apesta tanto sectarismo y tanto desprecio al ciudadano que no piensa igual que los próceres y próceras que ocupan desafortunadamente, cargos para los que no están ni siquiera mínimamente preparados.


Y así nos luce el pelo ante realidades que son tan evidentes que solo esas mentes tan ocupadas en sus futilidades, son capaces de ignorar. Ejemplos palpables tenemos abundantes, tanto de ignorancia como de soluciones erráticas:


Cuando en todo el mundo se había tomado muy en serio la epidemia del coronavirus o Covid-19, en España, los responsables de casos de este calibre, no fueron capaces de aplazar o suspender una celebración que se adivinaba multitudinaria, permitiéndola a bombo y platillo, con los consabidos riesgos de contagio, simplemente porque se adivinaba muy favorable a reivindicaciones que llaman progresistas, ridículas y grotescas algunas, que iban a ser bandera de un feminismo a ultranza propiciado por los partidos que bigobiernan o multigobiernan nuestro martirizado país. Lo dicho es una muestra de lo que venimos considerando. Como anécdota podemos ver en un video del 8-M a una de nuestras ministras estornudando o tosiendo frente a una señora que exclama: "¡Me cago en la puta, que me estás tosiendo encima!"  a lo que contesta la portacarteras: "Tranquila, no me pasa nada". A los dos o tres días, la noticia es que la susodicha ministra padece coronavirus. ¿Habrá habido algún contagio ese día entre la multitud manifestante y manifestada después...? O tal vez ¿había un trato de no agresión suscrito entre nuestro gobierno y el Covid-19 para tal fecha? ¡Vaya vd. a saber!


Otra muestra: el azote que dicha epidemia constituye para nuestra economía, requiere medidas especiales en este campo: se sabe ya a ciencia cierta que muchas empresas, muchos autónomos, etc. van a sufrir (ya están sufriendo) pérdidas considerables hasta el punto de que, con toda seguridad sus cuentas de resultados, presentarán no solo beneficios cero sino cifras negativas en este ejercicio. Pues las medidas con las posibles soluciones a estos gravísimos problemas, las anuncia personalmente nuestro doctor YO con un tono de arrogante suficiencia, y no van precisamente por los caminos que cualquier mediano economista tomaría pues se mantienen intocables los impuestos y las cuotas de la Seguridad Social y se habla solamente de una moratoria y de una aportación especial del Estado en forma de préstamos para facilitar los pagos. Total que, echando mano de nuestro fértil refranero, va a ser "peor el remedio que la enfermedad" por la sencillísima razón de que ese dinero hay que devolverlo y tal vez con intereses añadidos. O sea que a las deudas contraídas por una merma en la, digamos para generalizar, producción, el sufrido empresario acumulará otras deudas de pago implacable por esos tan generosos y sacrificados préstamos estatales.


Es claro que este tramposo gobierno se tambalea; no tiene ninguna entidad, categoría ni conocimientos, pero la petulancia es tan audaz que aquí nos arruinaremos todos antes que estos inútiles reconozcan que lo son y abandonen el barco en que tan a gusto navegan o el Falcon que con tanto placer disfruta el dr. YO a diestro y siniestro.


No soy ningún experto en temas de este tipo pero lo expuesto creo que no es más que el resultado de aplicar una elemental lógica económica al alcance de cualquiera o cualquiero ante una situación gravísima y en la que muchos países nos llevan ya una delantera que, afortunadamente y si los responsables fuesen eso realmente y levantasen la vista de sus ombligos, podría servirnos de espejo o modelo.




Manuel Alonso Trevicortov


Comentarios

Por Contable 2020-03-15 12:16:39

El problema económico que se avecina va a ser una prueba de fuego para este gobierno. Visto el cariz que está tomando la pandemia, la repercusión en los beneficios de las empresas va a ser demoledora. Habrá que esperar todavía mucho hasta presentar ante Hacienda los resultados del ejercicio 2020 (será ya en Junio-Julio de 2021) pero ya no cabe duda de que, por desgracia, esos resultados van camino de arrojar pérdidas en muchos casos con la consiguiente repercusión en la recaudación . :¿De dónde van a salir los fondos pertinentes para elaborar unos presupuestos? Ese será uno de los problemas que se nos van a venir encima. ¿Y el paro? Sin comentarios, pero con seguridad se prevé en aumento. Bien, lo dicho no es más quebun esbozo de un aficionado.Sería de esperar un recorte drástico de los gastos entre los miles de cargos que no son más que cargas políticamente hablando. ¿No sería bueno, pior ejemplo, reducir el número de ministerios y toda su parafernalia? Ese sería un cascabel difícil de poner. ¿Quién lo pone?


Comentar

Columnistas

LAS LECCIONES QUE NOS VA DANDO EL CORONAVIRUS

En el momento actual, parece que han coincidido en la crisis del Covid-19 unos ciudadanos amorfos, indolentes, impregnados de valores consumistas y egoístas en general, con el peor gobierno de la Historia de España desde Fernando VII

Por José Luis LafuenteLeer columna

 Cuarentena por coronavirus

Nueva experiencias: Sano, descansado, sin más achaques que los habituales de  mi ya vetusta edad y con ganas de ver (¡ah, ese morbo que más o menos llevamos latente!) el nuevo ambiente callejero propiciado por las actuales circunstancias "pandémicas", pienso en las medidas aconsejadas y dictadas por quienes tienen poder para ello y, sometiéndome a lo exigido, me pongo en el papel del ciudadano ejemplar, dejo que mi mujer salga a la calle por ineludibles deberes,  le recuerdo una vez más las normas que nos repiten con necesaria reiteración desde todos los puntos y, aunque a última hora estoy a punto de acompañarla, renuncio y decido seguir mi enclaustramiento voluntario que ya se prolonga desde el pasado fin de semana.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Efectos del coronavirus

Los efectos del coronavirus están siendo deletéreos para la salud y para la economía, estando ésta en total desaceleración mucho antes de aparecer el virus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Poema de las reivindicaciones*

Borracha y muy sola a casa llegóuna linda moza y su padre la vió.Al ver el estado en que la encontró,riñóla furioso y dos tortas le dió.

Por Juglar GasparLeer columna

 Creatividad, glándulas mamarias femeninas y croquetas

Lo sutil y delicado en todos los aspectos era hasta ahora, si no exclusivo y privativo de la mujer, al menos sí frecuente y algo, en cierto modo, personal y propio.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 Día Internacional de la Mujer

Como ya saben, el pasado domingo 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer con la batahola feminista de los partidos de izquierda, con sus pasquines, eslóganes y pancartas rezumando odio hacia el hombre y hacia la religión cristiana

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

A remolque

Lo previsto. Nuestras perspectivas van siendo superadas a medida que el tiempo, implacable, sigue corriendo. Nuestro bi-gobierno no da una a derechas (claro, pues esto sería antinatural ya que todos los que propiciaron o están situados hoy a las cabezas de ese engendro, tienden a la otra mano, excepto el PNV que lava y tiende la ropa de sus conveniencias, al aire que más caliente).

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

El ébola y el coronavirus.

Como ya hemos dicho muchas veces en este blog, nos gusta "recuperar la memoria histórica", oiga. Vamos a ello viendo el cinismo, las mentiras  y "reacciones" de socialistas y comunistas, ante los casos del ébola, y del actual coronavirus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Variaciones sobre el caso Delcy y otras divagaciones

Aunque, dada nuestra situación política actual, se puede uno encontrar ya casi sin sobresaltos y a diario con casos y cosas que en otro tiempo serían sorprendentes e increíbles, nunca llegamos a sospechar que alcanzaríamos los niveles que estamos consiguiendo y que, insistimos machaconamente, seguro que día tras día superaremos ampliamente con toda seguridad.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Elecciones en la Conferencia Episcopal

El cardenal Omella ha dejado hacer y deshacer al clero secesionista en estos años Publicado en el diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Cree que el Gobierno español está gestionando bien la crisis del coronavirus?

a) No, ni tiene la capacidad ni la responsabilidad necesarias
b) Si porque es una situación incontrolable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo