Miercoles, 05 de agosto de 2020

Mercedes Sallisachs, in memoriam

Asco y náusea: el volumen de la ausencia

Dejando aparte, como es natural, las pérdidas de personas íntimas, familiares, amigos, compañeros o colegas de trabajo con los que tuve un contacto entrañable, habitual y constante, tengo que confesar que soy especialmente sensible a las desapariciones de figuras pertenecientes al llamado mundo de las letras. No quisiera aparecer como un pedante fatuo y sinsustancia; siempre sentí y sigo sintiendo una sana envidia de quienes son capaces de plasmar en acertadas palabras, lo que antes fueron ideas, realidades, fantasías, sentimientos, hechos, etc., cuando esas palabras son capaces de transmitir a los demás, enriqueciéndolos, esos conceptos intangibles que, de otra forma, quedarían flotando en los insondables espacios etéreos o sabe Dios hoy dónde, por aquello de las modernidades que van apareciendo ante nuestros ojos atónitos como son las "NUBES", "RAM", "C?,  ?DROPBOX", etc. etc.


Pensaba ser muy breve y me estoy marchando por esos famosos cerros de Úbeda a los que tantas veces vamos a parar los modestos aprendices de escribientes, incapaces de conformar síntesis precisas y, a ser posible aunque sería mucho pedir, preciosas de lo que, desordenadamente, pulula por nuestras cabezas.


Ha muerto Mercedes Salisachs, escritora cuyas páginas un servidor había frecuentado con deleite. Andaba yo, como se comprenderá por lo dicho, apesadumbrado, pensando en su palabra, ya enmudecida y, valorando la posibilidad y oportunidad de traer su recuerdo al presente, me topé con un artículo de ABC en el que Juan Manuel de Prada expresa su parecer sobre la fallecida autora y su entorno, de una forma exquisita, llena de elegante agudeza e indignada dureza. No quiero plagiar su estupendo, certero y oportuno escrito porque sería indigno y vergonzoso pero como andaba yo sobre lo mismo, tampoco quiero dejar de acompañarle aunque solo sea haciendo una modesta segunda voz o un contracanto a su ?canto primo?.


Cuenta Juan Manuel de Prada en su artículo, una anécdota sangrante y vergonzosa según la cual en su día, en el Instituto Cervantes de Nueva York, una personalidad de las letras iberoamericanas tuvo la idea de dedicar una conferencia a la obra de Dña. Mercedes. Expuesto el propósito y realizada la consulta sobre el caso al Ministerio de Cultura Española, se obtuvo la siguiente respuesta: "De esa señora no queremos saber nada, es de derechas y además muy religiosa". Ejemplar, digna y muy lógica respuesta en consonancia con el ejemplar, digno y muy lógico ministerio del gobierno del tristemente recordado Rodríguez Zapatero que gobernaba, es un decir, entonces en nuestra sufrida España. Claro que pedir otra cosa o por lo menos una respuesta correcta, entraría en el mundo de las quimeras.


Sin embargo, la contestación no dejaba de ser una gran verdad: Mercedes Salisachs era de derechas, muy religiosa y reunía además otras cualidades no expresadas, que la excluían radicalmente de poder ser considerada persona relevante en el mundo de la cultura, según lo políticamente correcto. ¡Hasta ahí podía llegar la osadía del pretendido conferenciante de Nueva York! Otros enormes inconvenientes que reunía nuestra autora eran los de ser "burguesa", de costumbres selectas, defensora del derecho de ser castellanoparlante en Cataluña, etc. Recuerdo haber leído un artículo suyo, creo que publicado en La Vanguardia, en el que defendía la beatificación de D. José María Escrivá de Balaguer, contra las críticas que había suscitado dicha beatificación. Ella no pertenecía al Opus Dei pero manifestaba su opinión. En resumidas cuentas daba testimonio de su fe en la transcendencia y su respeto a las decisiones de la Iglesia.


Menos mal que algunos premios, ninguno lamentablemente oficial, y miles de lectores dan fe hoy y darán mañana, D. m., de la categoría de la escritora, pero nuestro resentimiento envidioso unido a nuestro cainismo ignorante y mentiroso van a intentar su exclusión en el recuerdo. Es la deleznable venganza de los enanos mentales que nos toca padecer y que, desgraciadamente, ocupan pequeñas áreas de poder que utilizan de forma dictatorial, vil y rastrera. Algunos de los títulos de la escritora a la que estamos recordando, parecen premonitorios: "El volumen de la ausencia", "La gangrena", "Good bye, España"..., ausencia, ausencia en el recuerdo. La cuestión es que tras constatar posturas, opiniones y actuaciones cobardes y despreciables, al final, queda uno con esas sensaciones producidas por la injusticia y la negación interesada y ruin de la realidad auténtica e innegable: asco y náusea.

Descanse en paz Dña. Mercedes.



Francisco Alonso-Graña del Valle


Comentarios

Por cialis generic cialis 2020-07-31 16:31:00

Jhbqcq rvdxnn casinos casino game online casino real money us Jqydp


Por Yaya 2014-05-21 19:51:05

Un artículo,muy agradable, delicado, amable,tal como era ella. Seguro que le ha gustado, a mi también.Y me has dejado claro,a quien votar. Muchas gracias y un abrazo.


Por Miguel SÁNCHEZ 2014-05-21 19:50:43

Por lo menos,en Dignidad Digital, se exalta con éste artículo la figura de Mercedes Salisachs que lamentablemente ha sido ignorada en ,prácticamente,todo el ámbito nacional. Era de justicia salir a recordar sus altas dotes literarias,y su humanidad y delicadeza de espíritu. La lectura de sus obras dejan huella


Por Fran Albión 2014-05-20 22:42:48

Gracias por este artículo. He de confesar que no desconozco la obra de esta señora pero gracias a tu comentario me han entrado ganas de indagar sobre su figura y leerla. Saludos


Por Cataláunico 2014-05-16 19:13:24

Se llamaba nada menos que Mercedes Salisachs Roviralta. Un atrículo en El Mundo de Silvia Taulés nos da una muestra de su categoría humana delicada, discreta, generosa. Con esos apellidos si se hubiese dedicado a cantar las excelencias de la quimérica patria catalana en su idioma, hoy sería festejada como una gloria nacional, pero aunque parece que dominaba varios idiomas, no escribía en catalán. ¡Qué sosa!


Comentar

Columnistas

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Los enemigos del perdón

Es imprescindible volver a hablar del perdón a los enemigos -perdón que no excluye la justicia- y de la misericordia para obtener misericordia. ¿Pero cómo vamos a proclamar ese mensaje si nos han convencido de que no hay pecados y de que no hay que perdonar porque eso va en contra de la justicia

Por P. Santiago Martín Leer columna

A mi esposa

  Es objetivo en la vida encontrar a la persona amada y querida que a nosotros se nos dona.  

Por José Manuel Miranda Alonso Leer columna

El príncipe de la mentira

No piensen que me refiero a Satanás, tal como lo apodó el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8-9), el personaje al que me refiero no da para tanto intelectualmente, no olvidemos que Luzbel era el querubín de más alto rango y por tanto su inteligencia es inmensa, no, les hablo de una persona más modestita en este campo, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ni siquiera fue capaz no ya de escribir sino de leer su propia tesis doctoral.

Por Teresa SalamancaLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad I

La palabra protervidad, según el diccionario de la RAE, significa obstinación en la maldad. No se trata de un "palabro" como la "desescalada", ya que las montañas se escalan y luego se bajan o descienden pero no se desescalan.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

Asistimos a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano por medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo