Martes, 21 de enero de 2020

Mercedes Sallisachs, in memoriam

Asco y náusea: el volumen de la ausencia

Dejando aparte, como es natural, las pérdidas de personas íntimas, familiares, amigos, compañeros o colegas de trabajo con los que tuve un contacto entrañable, habitual y constante, tengo que confesar que soy especialmente sensible a las desapariciones de figuras pertenecientes al llamado mundo de las letras. No quisiera aparecer como un pedante fatuo y sinsustancia; siempre sentí y sigo sintiendo una sana envidia de quienes son capaces de plasmar en acertadas palabras, lo que antes fueron ideas, realidades, fantasías, sentimientos, hechos, etc., cuando esas palabras son capaces de transmitir a los demás, enriqueciéndolos, esos conceptos intangibles que, de otra forma, quedarían flotando en los insondables espacios etéreos o sabe Dios hoy dónde, por aquello de las modernidades que van apareciendo ante nuestros ojos atónitos como son las "NUBES", "RAM", "C?,  ?DROPBOX", etc. etc.


Pensaba ser muy breve y me estoy marchando por esos famosos cerros de Úbeda a los que tantas veces vamos a parar los modestos aprendices de escribientes, incapaces de conformar síntesis precisas y, a ser posible aunque sería mucho pedir, preciosas de lo que, desordenadamente, pulula por nuestras cabezas.


Ha muerto Mercedes Salisachs, escritora cuyas páginas un servidor había frecuentado con deleite. Andaba yo, como se comprenderá por lo dicho, apesadumbrado, pensando en su palabra, ya enmudecida y, valorando la posibilidad y oportunidad de traer su recuerdo al presente, me topé con un artículo de ABC en el que Juan Manuel de Prada expresa su parecer sobre la fallecida autora y su entorno, de una forma exquisita, llena de elegante agudeza e indignada dureza. No quiero plagiar su estupendo, certero y oportuno escrito porque sería indigno y vergonzoso pero como andaba yo sobre lo mismo, tampoco quiero dejar de acompañarle aunque solo sea haciendo una modesta segunda voz o un contracanto a su ?canto primo?.


Cuenta Juan Manuel de Prada en su artículo, una anécdota sangrante y vergonzosa según la cual en su día, en el Instituto Cervantes de Nueva York, una personalidad de las letras iberoamericanas tuvo la idea de dedicar una conferencia a la obra de Dña. Mercedes. Expuesto el propósito y realizada la consulta sobre el caso al Ministerio de Cultura Española, se obtuvo la siguiente respuesta: "De esa señora no queremos saber nada, es de derechas y además muy religiosa". Ejemplar, digna y muy lógica respuesta en consonancia con el ejemplar, digno y muy lógico ministerio del gobierno del tristemente recordado Rodríguez Zapatero que gobernaba, es un decir, entonces en nuestra sufrida España. Claro que pedir otra cosa o por lo menos una respuesta correcta, entraría en el mundo de las quimeras.


Sin embargo, la contestación no dejaba de ser una gran verdad: Mercedes Salisachs era de derechas, muy religiosa y reunía además otras cualidades no expresadas, que la excluían radicalmente de poder ser considerada persona relevante en el mundo de la cultura, según lo políticamente correcto. ¡Hasta ahí podía llegar la osadía del pretendido conferenciante de Nueva York! Otros enormes inconvenientes que reunía nuestra autora eran los de ser "burguesa", de costumbres selectas, defensora del derecho de ser castellanoparlante en Cataluña, etc. Recuerdo haber leído un artículo suyo, creo que publicado en La Vanguardia, en el que defendía la beatificación de D. José María Escrivá de Balaguer, contra las críticas que había suscitado dicha beatificación. Ella no pertenecía al Opus Dei pero manifestaba su opinión. En resumidas cuentas daba testimonio de su fe en la transcendencia y su respeto a las decisiones de la Iglesia.


Menos mal que algunos premios, ninguno lamentablemente oficial, y miles de lectores dan fe hoy y darán mañana, D. m., de la categoría de la escritora, pero nuestro resentimiento envidioso unido a nuestro cainismo ignorante y mentiroso van a intentar su exclusión en el recuerdo. Es la deleznable venganza de los enanos mentales que nos toca padecer y que, desgraciadamente, ocupan pequeñas áreas de poder que utilizan de forma dictatorial, vil y rastrera. Algunos de los títulos de la escritora a la que estamos recordando, parecen premonitorios: "El volumen de la ausencia", "La gangrena", "Good bye, España"..., ausencia, ausencia en el recuerdo. La cuestión es que tras constatar posturas, opiniones y actuaciones cobardes y despreciables, al final, queda uno con esas sensaciones producidas por la injusticia y la negación interesada y ruin de la realidad auténtica e innegable: asco y náusea.

Descanse en paz Dña. Mercedes.



Francisco Alonso-Graña del Valle


Comentarios

Por Yaya 2014-05-21 19:51:05

Un artículo,muy agradable, delicado, amable,tal como era ella. Seguro que le ha gustado, a mi también.Y me has dejado claro,a quien votar. Muchas gracias y un abrazo.


Por Miguel SÁNCHEZ 2014-05-21 19:50:43

Por lo menos,en Dignidad Digital, se exalta con éste artículo la figura de Mercedes Salisachs que lamentablemente ha sido ignorada en ,prácticamente,todo el ámbito nacional. Era de justicia salir a recordar sus altas dotes literarias,y su humanidad y delicadeza de espíritu. La lectura de sus obras dejan huella


Por Fran Albión 2014-05-20 22:42:48

Gracias por este artículo. He de confesar que no desconozco la obra de esta señora pero gracias a tu comentario me han entrado ganas de indagar sobre su figura y leerla. Saludos


Por Cataláunico 2014-05-16 19:13:24

Se llamaba nada menos que Mercedes Salisachs Roviralta. Un atrículo en El Mundo de Silvia Taulés nos da una muestra de su categoría humana delicada, discreta, generosa. Con esos apellidos si se hubiese dedicado a cantar las excelencias de la quimérica patria catalana en su idioma, hoy sería festejada como una gloria nacional, pero aunque parece que dominaba varios idiomas, no escribía en catalán. ¡Qué sosa!


Comentar

Columnistas

A lomos del Phantom viene(Romance)

A lomos del Phantom viene Pedro Sánchez el doctor y a su grupa sonriente Begoña cantando un son.

Por Juglar GasparLeer columna

El conservadurismo de Roger Scruton

Espero que Scruton haya entendido ya que su combate por la verdad, la belleza y la justicia era algo más que un aplazamiento salisburyano de la victoria final de la nada Publicado en Libertad digital

Por Francisco J Contreras Leer columna

La tormenta del celibato

"El celibato de los sacerdotes es indispensable, no puedo callar", ha escrito el gran Benedicto XVI Publicado en el diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El castellano y el bable

Como ya saben, algunos pretenden imponer el bable como "llingua oficial ya".

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Estrellita

Un relato infantil, como remanso de paz ante tanto disparate generalizado.

Por Covadonga Garcia-Herrero PrietoLeer columna

Puros e impuros

Ver la paja en el ojo ajeno...

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Anne Applebaum, Pablo Iglesias y los crímenes del comunismo

Ya hubo dos ministros del PCE en 1936-39: Vicente Uribe y Jesús Hernández Tomás, sin contar que el PSOE de Largo Caballero era prácticamente comunista. Pero se trataba de una España en guerra y dividida. Ahora será la primera vez que participen en un gobierno con autoridad sobre todo el territorio nacional. La ocasión merece una reflexión sobre lo que ha representado históricamente el comunismo. Publicado en Actall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Llamamiento a la acción

Hay mimbres para organizar una respuesta social y política que arranque a España de las manos de sus enemigos Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Políticos ignorantes, o mentirosos

Como ya sabrán, Ángel Víctor Torres Pérez, secretario general del PSOE canario, y actual presidente de la comunidad desde julio del pasado año 2019, refiriéndose a unas declaraciones de Santiago Abascal en el Congreso de Diputados sobre Juan Negrín López, dijo que tales palabras de Abascal eran "irritantes"

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

 La noche de Pedro, ¿qué noche será?

"Felices fiestas de invierno y que paséis una feliz noche con vuestros seres queridos, mascotas, hijos y familias inclusivas, igualitarias y feministas".

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

SER COMO DIOS

El hombre siempre ha tenido la tentación de ser como dios.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Encuesta
¿Inducirá el nuevo gobierno una nueva quema de iglesias como prometieron miembros de Unidas Podemos?

a) No lo hará, quedaría desprestigiado ante Occidente
b) Enseguida quieren aplastar a sus enemigos y la Iglesia es el principal

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo