Miercoles, 30 de septiembre de 2020

Nueva Normalidad

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

El próximo pasado miércoles 12 de junio el Congreso de los Diputados, con el voto favorable de todos los grupos parlamentarios y la excepción de Vox que se abstuvo, convalidó el Real Decreto-ley 20/20, de 29 de mayo, por el que se aprobó el establecimiento de un INGRESO MINIMO VITAL como  prestación, se dice,  dirigida a prevenir el riesgo de pobreza y exclusión social de las personas que vivan solas o integradas en una unidad de convivencia, en cuantías que van desde los 461,50€ a los 1.384,50€, mensuales, en función del tipo de "unidad de convivencia" y el número de personas que la formen. Esta unidad de convivencia,  que se concreta en un mismo domicilio en el artículo 6, de forma acumulativa, contemplando las personas unidas en matrimonio, parejas de hecho, una persona víctima de violencia de género con sus hijos, y en los tres supuestos, con los familiares por vínculo hasta el segundo grado de consanguinidad, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento familiar; así como, por fin,  la que forman dos o más personas de al menos 23 años y menores de 65 que, sin mantener entre sí una relación de las consignadas en este precepto, habiten en un mismo domicilio, " en los términos que reglamentariamente se determine". Eso sí, la norma prescribe que una persona no puede pertenecer a dos o más "unidades de convivencia".

Me gustaría explicar algunas de las razones para oponerse a la introducción de esta medida en la forma que se ha realizado, que la dictadura de lo políticamente correcto ha impedido a los "padres de la patria" argumentar.

Dice la exposición de motivos de la norma que nace "con el objetivo principal de garantizar, a través de la satisfacción de unas condiciones materiales mínimas, la participación plena de toda la ciudadanía en la vida social y económica, rompiendo el vínculo entre ausencia estructural de recursos y falta de acceso a oportunidades en los ámbitos laboral, educativo, o social de los individuos", lo que resulta tremendamente ambicioso para un gobierno, al que solamente le faltó añadir "y conseguir la paz en el mundo" para merecer la aprobación universal.

Pero, evidentemente, las cosas no son así…

No habría inconveniente para la aprobación TRANSITORIA de una medida de tipo semejante por la crisis actual del COVID -19, pero, en primer lugar no se ha de olvidar que este gobierno que propone el ingreso es el mismo que no ha terminado de pagar la prestación de desempleo a los trabajadores que se encuentran en ERTES; que tampoco ha habilitado el pago de la ayuda aprobada para las empleadas de hogar que se han quedado temporalmente, al menos de forma teórica, sin su trabajo por el confinamiento y que no ha sido capaz de habilitar en la práctica los créditos ICO para los autónomos y empresas en dificultades. Ergo, ¿Serán capaces de articular esta iniciativa?.

En segundo lugar, la (in)definición de la base material de las solicitudes del ingreso, las "unidades de convivencia", introducen un concepto de ambigua determinación  en el ámbito normativo de Seguridad Social por la extensión del mismo a tan diferentes supuestos, incluyendo esa relación de los mayores de 23 y menores de 65 en un mismo domicilio, a desarrollar reglamentariamente.

En tercer lugar, de la lucha de poder entre las dos almas del gobierno ha salido este "hermano pequeño", sucedáneo de la Renta Básica Universal cuya introducción contemplaba el programa de PODEMOS, que, de una parte se solapa con los sistemas de rentas, salarios, ingresos de inserción, básicos, etc que todas las Comunidades autónomas tienen instaurado, y de otra, hurta el debate público sobre la posibilidad/ conveniencia, ventajas(¿?) e inconvenientes del "hermano mayor", la Renta Básica Universal. Y lo hace, además, introduciendo el ingreso mínimo vital en el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social como una prestación no contributiva, es decir, adjudicándole carácter permanente para dificultar su posible modificación/derogación.

En cuarto lugar, compartiendo las Bienaventuranzas y la exposición de motivos de la norma, la existencia de más clases de pobreza, no sólo la económica (alimento, salud, vestido, vivienda…), sino la cultural (analfabetismo, oportunidades de formación…), relacional (aislamiento, marginación…) y además la espiritual (vacío interior, miedo a la muerte…), sólo se refiere de forma parcial a la primera, remitiéndose además a convenios con las Comunidades autónomas y ayuntamientos para su gestión.

En quinto lugar, si la aplicación práctica de medidas de este tipo nos muestra que han de estar conectadas con otras de fomento del empleo, educación y formación, para eludir la "trampa de la pobreza", la ausencia de las mismas en esta norma y en cualquier otro plan gubernamental viene mostrada por las declaraciones de ministro Escrivá reconociendo que de los teóricos tres millones de personas que pueden ser beneficiarios del ingreso mínimo vital, más de 280.000 no tiene posibilidades laborales.

Finalmente, quizá el más importante reparo atendiendo a quién trae la aprobación del ingreso mínimo vital, es el temor a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano a medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Heather MacDonald y la "epidemia de violaciones"

Según MacDonald, de los supuestos miles de violaciones, las denunciadas a policía y tribunales se pueden contar con los dedos de la mano. Las chicas pueden evitar el riesgo de padecer lo que las feministas llaman “violación”: basta con no emborracharse y no meterse en la cama con un tipo al que apenas conocen. Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

La herejía como dogma

De la teología, pues, depende toda la organización social, como sabían bien los hombres de los tiempos liminares Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Verano roto

El verano que se prometía de normalidad y recuperación está siendo el de los proyectos frustrados Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Grégor Puppinck y la autodestrucción de los derechos humanos

Grégor Puppinck en su formidable 'Mi deseo es la ley' no ataca el concepto mismo de los derechos humanos, sino su ideologización reciente. Si los derechos humanos de 1948 respetaban la biología humana, los de 2020 se refieren a la vulneración/superación de dicha biología Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Tiempos Protervos o la Nueva Protervidad IV

Desde el año 1918, fecha de la llamada gripe española, aunque en realidad tuviera su origen en el ejército de EEUU, y que se llevó al más allá a cuarenta o cincuenta millones de personas "las fuentes no se ponen de acuerdo- en todo el mundo, no ha habido una peste que afectara a toda la Tierra.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Encuesta
¿El veto a la presencia del Rey en la ceremonia del poder judicial es el primer paso para su derrocamiento?

a) Si Sanchez quiere ser presidente de la 3ª república
b) No, es sólo una humillación más a España para contentar a los separatistas

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo