Martes, 31 de marzo de 2020

Los cambios que vienen

Ilustres corregidores

Nos enteramos estos días que a nuestros, hoy flamantes ministros y ministras, aunque alguno de ellos repite, no les parece suficiente salir en la prensa fotografiados con sus respectivas carteras agarradas fuertemente a dos manos no vaya a ser que a su presidente, de cambiantes ideas, se le ocurra quitárselas y entregarlas a otros en cualquier momento, digo, no teniendo suficiente con eso que ya es trabajo, pretenden ejercer otros menesteres y, aunque el mejor ejercicio que harían algunos sería precisamente no ejercer, pues resulta que no, que no es así y, tras interpretar a su manera aquello del "hábito y del monje", se lanzan con alegría y ardor a enmendar la plana por una parte a los académicos de la lengua y por otra a los constitucionalistas para, primero, corregir el lenguaje de la Constitución haciéndolo más inclusivo, (término que, reconociendo mi ignorancia, no sé bien lo que significa) y enmendándolo en los conceptos o vocablos que para ellos son poco claros, y segundo, añadir, quitar o modificar a su voluntad artículos de dicha Carta Magna, por considerarlos desfasados, erróneos, confusos, o extemporáneos.

Para nosotros, pobres ciudadanos a los que estos señores y señoras consideran semianalfabetos, son muy de agradecer tan loables deseos que junto con otros cambios que parece van a proponer en lo referente a una nueva interpretación o alcance de términos dentro del Código Penal para adecuar a su voluntad las leyes en cada momento, van camino de convertir a los ministros y ministras, ora en académicos de la lengua, ora en jueces, ora pro nobis como diría el gran humorista Juan Pérez Zúñiga en sus "Viajes morrocotudos" ilustrados por el no menos grande Joaquín Xaudaró.

Bien, la verdad es que todo esto, aunque intentemos tomarlo con humor, tiene muy poca gracia porque un día sí y al siguiente también, se va haciendo patente a qué brillantes cerebros hemos entregado la dirección y guía de nuestro peregrinar, valga la piadosa expresión.

Porque, hemos hablado, como se dice ahora, a nivel ministerial, pero si descendemos a otros niveles, podemos echarnos a temblar convulsivamente si contemplamos y por ende imaginamos, las ocurrencias que puede dar a luz el personal que conforma o irá conformando cada ministerio de este gobierno pretendidamente progresista en la dudosa acepción que ha venido a darse a este calificativo en estos tiempos convulsos.

Para muestra, vemos que la ministra de Igualdad, Irene Montero, que por aquello precisamente de la igualdad ha nombrado solamente mujeres entre sus colaboradoras próximas, ha distinguido también, entre sus nombramientos y para el puesto de directora del Instituto de la Mujer, a Beatriz Gimeno de cuyas ideas y actividades no entro en detalles pero que estimo por lo que conozco, no son muy acordes con nuestra idea de la figura y papel de la mujer en nuestra sociedad por lo que es de imaginar que su aportación en este instituto ofrece serias dudas en cuanto a lo que algunos entendemos por ortodoxia. Bueno, quizá será mejor no seguir y que Dios reparta suerte

Y termino intentando distraerme, analizando y pretendiendo aclarar la terrible duda que acaban de producirme las declaraciones de la ministra Isabel Celaá en cuanto a la propiedad de mis hijos, alguno de ellos casado ya y con hijos a su vez. Imagino, entre otras cosas, las dificultades que va a entrañar la redacción de mi testamento, no otorgado aún gracias a Dios, si es que algo me queda en su día para testamentar.


Francisco Alonso-Graña del Valle


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

China: mentira cochina

Ya hemos escrito varias veces sobre el tema del coronavirus que nos está invadiendo y que, si Dios no lo remedia, afectará a toda la Humanidad

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

LAS LECCIONES QUE NOS VA DANDO EL CORONAVIRUS

En el momento actual, parece que han coincidido en la crisis del Covid-19 unos ciudadanos amorfos, indolentes, impregnados de valores consumistas y egoístas en general, con el peor gobierno de la Historia de España desde Fernando VII

Por José Luis LafuenteLeer columna

 Cuarentena por coronavirus

Nueva experiencias: Sano, descansado, sin más achaques que los habituales de  mi ya vetusta edad y con ganas de ver (¡ah, ese morbo que más o menos llevamos latente!) el nuevo ambiente callejero propiciado por las actuales circunstancias "pandémicas", pienso en las medidas aconsejadas y dictadas por quienes tienen poder para ello y, sometiéndome a lo exigido, me pongo en el papel del ciudadano ejemplar, dejo que mi mujer salga a la calle por ineludibles deberes,  le recuerdo una vez más las normas que nos repiten con necesaria reiteración desde todos los puntos y, aunque a última hora estoy a punto de acompañarla, renuncio y decido seguir mi enclaustramiento voluntario que ya se prolonga desde el pasado fin de semana.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Efectos del coronavirus

Los efectos del coronavirus están siendo deletéreos para la salud y para la economía, estando ésta en total desaceleración mucho antes de aparecer el virus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Poema de las reivindicaciones*

Borracha y muy sola a casa llegóuna linda moza y su padre la vió.Al ver el estado en que la encontró,riñóla furioso y dos tortas le dió.

Por Juglar GasparLeer columna

 Creatividad, glándulas mamarias femeninas y croquetas

Lo sutil y delicado en todos los aspectos era hasta ahora, si no exclusivo y privativo de la mujer, al menos sí frecuente y algo, en cierto modo, personal y propio.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 Día Internacional de la Mujer

Como ya saben, el pasado domingo 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer con la batahola feminista de los partidos de izquierda, con sus pasquines, eslóganes y pancartas rezumando odio hacia el hombre y hacia la religión cristiana

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

A remolque

Lo previsto. Nuestras perspectivas van siendo superadas a medida que el tiempo, implacable, sigue corriendo. Nuestro bi-gobierno no da una a derechas (claro, pues esto sería antinatural ya que todos los que propiciaron o están situados hoy a las cabezas de ese engendro, tienden a la otra mano, excepto el PNV que lava y tiende la ropa de sus conveniencias, al aire que más caliente).

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

El ébola y el coronavirus.

Como ya hemos dicho muchas veces en este blog, nos gusta "recuperar la memoria histórica", oiga. Vamos a ello viendo el cinismo, las mentiras  y "reacciones" de socialistas y comunistas, ante los casos del ébola, y del actual coronavirus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Variaciones sobre el caso Delcy y otras divagaciones

Aunque, dada nuestra situación política actual, se puede uno encontrar ya casi sin sobresaltos y a diario con casos y cosas que en otro tiempo serían sorprendentes e increíbles, nunca llegamos a sospechar que alcanzaríamos los niveles que estamos consiguiendo y que, insistimos machaconamente, seguro que día tras día superaremos ampliamente con toda seguridad.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Cree que el Gobierno español está gestionando bien la crisis del coronavirus?

a) No, ni tiene la capacidad ni la responsabilidad necesarias
b) Si porque es una situación incontrolable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo