Martes, 31 de marzo de 2020

Los altos vuelos de nuestros políticos

Política aeronáutica

Su último vuelo ha sido en helicóptero, para reconocimiento de las zonas inundadas por las extraordinariamente abundantes y anormales precipitaciones en diversas zonas de nuestro territorio que tan enormes daños vienen causando a nuestros conciudadanos.

Pues resulta que este novedoso y frecuente uso aéreo se ha hecho un tanto contagioso ya que uno de los ministros del "volátil" presidente, ha elegido a su vez el avión para celebrar una visita política aunque ésta, quizá para ensayo de otras posteriores, se realizó con el aparato volador bien pegado a tierra y en la seguridad de las pistas de un espléndido aeropuerto.

Aparentemente y sin entrar en detalles, los hechos no tendrían mayor importancia de la que cada uno quisiera darle pero por lo que va haciéndose público, ambas actitudes no han sido precisamente de lo más oportuno en cada momento concreto.

En primer lugar y en cuanto al vuelo de reconocimiento del presidente, tanto gusto le ha tomado a esta novedosa forma de viaje, que no dudó en distraer de sus labores de búsqueda y salvamento a un helicóptero dedicado a ellas, para anteponer un personal y particular deseo de protagonismo a tan "rutinaria" búsqueda, luciendo así el talante intrépido y valeroso que lleva consigo toda suspensión en el aire, en este caso sobre las inundadas tierras visitadas. La persona buscada en esos momentos, puede esperar...el helicóptero volverá pronto a sus labores específicas.

Como es natural, este comportamiento ha suscitado de inmediato fuertes críticas que han sentado muy mal al presidente cuya reacción ante las mismas no ha sido precisamente en un tono de apacible humor, justificando a su manera, el comportamiento criticado.

En cuanto al segundo caso que comentamos, repetimos que no tendría mayor importancia y podría tratarse de un delicado detalle de cumplido hacia la persona visitada, detalle por otra parte  un tanto extraño dado el lugar y la hora del día (medianoche, creo) elegidos para el evento, pero como en la actualidad y no se sabe cómo, casi todos nuestros actos están controlados, pronto saltó a la opinión pública una explicación más o menos convincente de las razones reales de tan, vamos a llamar, misteriosa visita: en dicho avión de una compañía privada, viajaba una de las 25 personas responsables del régimen dictatorial de Venezuela sobre las que pesa una resolución de la UE de 2017 por la que se les prohibe pisar suelo comunitario ni siquiera en tránsito hacia otros destinos, y esa persona, precisamente, era la vicepresidente de dicho país, señora Delcy Rodríguez, sujeto protagonista de la intempestiva visita de nuestro ministro señor Ábalos quien, en un principio negó los hechos, después las intenciones y más tarde, ante la lógica y profesional insistencia de los medios pidiéndole más claridad, se enfadó tanto que yo, un tanto alejado hoy de las últimas noticias, no sé, en definitiva, qué explicación acabó dando desde su monumental cabreo. Las dió por él, la ministra señora Montero afirmando que fué un acto muy positivo y hasta heroico, que evitó una crisis diplomática pues su finalidad fué alertar a la citada señora de lo peligroso que resultaría el que pusiese un pie o los dos, en tierra prohibida. Solo le faltó a la citada ministra soltar un ¡bravo! al final de su explicación. Y nosotros vamos y nos lo creemos, sobre todo, pensando en la relación venezolana de algún miembro del gobierno-bis de que disfrutamos y que no cabe duda comanda en nuestro país. Y además ¿es que la señora Delcy  desconocía la medida de la UE que la afectaba tan directa y personalmente? En fin...Kafka sea con nosotros.

El afán de poder y el querer estar en todas las salsas, lleva aparejadas muchas servidumbres ya que el político pasa a ser, de ciudadano normal a hombre público y como tal, sujeto a todo examen, exigencia y crítica del pueblo que tiene a su vez todos los derechos a exigirle comportamientos acordes con la confianza depositada en él. Por consiguiente el dar una explicación convincente a las actuaciones que entrañen dudas razonables, entra dentro de las obligaciones inherentes a los cargos desempeñados. Otros comportamientos, modos y maneras nos acercarían muy peligrosamente a los comportamientos, modos y maneras habituales en las tan odiosas y denostadas [1] dictaduras.



Manuel Alonso Trevicortov






 [1]


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

China: mentira cochina

Ya hemos escrito varias veces sobre el tema del coronavirus que nos está invadiendo y que, si Dios no lo remedia, afectará a toda la Humanidad

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

LAS LECCIONES QUE NOS VA DANDO EL CORONAVIRUS

En el momento actual, parece que han coincidido en la crisis del Covid-19 unos ciudadanos amorfos, indolentes, impregnados de valores consumistas y egoístas en general, con el peor gobierno de la Historia de España desde Fernando VII

Por José Luis LafuenteLeer columna

 Cuarentena por coronavirus

Nueva experiencias: Sano, descansado, sin más achaques que los habituales de  mi ya vetusta edad y con ganas de ver (¡ah, ese morbo que más o menos llevamos latente!) el nuevo ambiente callejero propiciado por las actuales circunstancias "pandémicas", pienso en las medidas aconsejadas y dictadas por quienes tienen poder para ello y, sometiéndome a lo exigido, me pongo en el papel del ciudadano ejemplar, dejo que mi mujer salga a la calle por ineludibles deberes,  le recuerdo una vez más las normas que nos repiten con necesaria reiteración desde todos los puntos y, aunque a última hora estoy a punto de acompañarla, renuncio y decido seguir mi enclaustramiento voluntario que ya se prolonga desde el pasado fin de semana.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Efectos del coronavirus

Los efectos del coronavirus están siendo deletéreos para la salud y para la economía, estando ésta en total desaceleración mucho antes de aparecer el virus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Poema de las reivindicaciones*

Borracha y muy sola a casa llegóuna linda moza y su padre la vió.Al ver el estado en que la encontró,riñóla furioso y dos tortas le dió.

Por Juglar GasparLeer columna

 Creatividad, glándulas mamarias femeninas y croquetas

Lo sutil y delicado en todos los aspectos era hasta ahora, si no exclusivo y privativo de la mujer, al menos sí frecuente y algo, en cierto modo, personal y propio.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 Día Internacional de la Mujer

Como ya saben, el pasado domingo 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer con la batahola feminista de los partidos de izquierda, con sus pasquines, eslóganes y pancartas rezumando odio hacia el hombre y hacia la religión cristiana

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

A remolque

Lo previsto. Nuestras perspectivas van siendo superadas a medida que el tiempo, implacable, sigue corriendo. Nuestro bi-gobierno no da una a derechas (claro, pues esto sería antinatural ya que todos los que propiciaron o están situados hoy a las cabezas de ese engendro, tienden a la otra mano, excepto el PNV que lava y tiende la ropa de sus conveniencias, al aire que más caliente).

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

El ébola y el coronavirus.

Como ya hemos dicho muchas veces en este blog, nos gusta "recuperar la memoria histórica", oiga. Vamos a ello viendo el cinismo, las mentiras  y "reacciones" de socialistas y comunistas, ante los casos del ébola, y del actual coronavirus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Variaciones sobre el caso Delcy y otras divagaciones

Aunque, dada nuestra situación política actual, se puede uno encontrar ya casi sin sobresaltos y a diario con casos y cosas que en otro tiempo serían sorprendentes e increíbles, nunca llegamos a sospechar que alcanzaríamos los niveles que estamos consiguiendo y que, insistimos machaconamente, seguro que día tras día superaremos ampliamente con toda seguridad.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Cree que el Gobierno español está gestionando bien la crisis del coronavirus?

a) No, ni tiene la capacidad ni la responsabilidad necesarias
b) Si porque es una situación incontrolable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo