Domingo, 18 de febrero de 2018

Columnistas

La era del sentimentalismo salvaje

Cuando el debate llega a estar dominado por “proposiciones emotivas”, la sociedad tiene un serio problema. La “proposición emotiva”, explica Dalrymple, es “una proposición falsa cuya principal función es dejar sentada la superior sensibilidad de aquél que la emite”, y que comporta “una suspensión voluntaria de la racionalidad crítica a favor de una respuesta emocional inmediata”.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Corrupción de menores

Esa invasión de la infancia por la pornografía se ve reforzada por la torpísima educación sexual Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Vuelta de tuerca

Las leyes de Memoria Histórica son una seria amenaza para la libertad de cátedra y expresión Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Soler Gil y la mitología materialista de la ciencia

En su anterior artículo, Contreras desglosó una de las obras de Yuval Noah Harari. Ahora, le toca el turno a Francisco J. Soler Gil, otra mente extraordinaria. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Pelléas y Melisande, la esperada

Es de agradecer que los directivos de la temporada ovetense se hayan decidido a programar esta  melancólica ópera, aunque sea más de cien años tarde, ya que el estreno de la misma se remonta a 1902, porque el tiempo la ha convertido en una ópera hito.

Por Cosima Wieck Leer columna

No les gusta Tabarnia

Sin presupuesto y sin jueces, Tabarnia está consiguiendo desactivar ideológicamente a los enemigos de este país

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Yuval Noah Harari y el final del humanismo

La revolución agrícola propició el paso del animismo al teísmo, la revolución científica, piensa Harari, permitió un nuevo salto del teísmo al humanismo

Por Francisco J Contreras Leer columna

LO MALO DE SER BUENOS

Nuestro colaborador reflexiona sobre la preferencia que muestra el poder político con las reivindicaciones de los sectores radicales aunque no sean muy numerosas frente a las mayoritarias si son defendidas por ciudadanos respetuosos con la ley y poco amigos de armar "jaleo"

Por Paco MexiaLeer columna

REFLEXIONANDO ACERCA DE LA NAVIDAD

Todos nos cruzamos en estas fechas las felicitaciones navideñas con gran algazara y, por tal motivo y circunstancia, no dejan de asaltarme ciertas preguntas al respecto?

Por Juan J. RubioLeer columna

Por qué triunfó el cristianismo

La ventaja demográfica del cristianismo primitivo –que terminaría convirtiéndolo en religión mayoritaria en el siglo IV- parece haber estado también muy relacionada con su ética sexual-familiar y con el estatus de la mujer. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

93.131

Más del 90% de esos asesinados en el seno de sus madres eran niños perfectamente viables Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Logrará Puigdemont ser investido presidente a distancia?

a) No sería un esperpento que dañaría la imagen del independentismo
b) Si la tibieza del PSOE debilita la acción del Estado

Gracias, muchas gracias, Juan Pablo II por marcar el rumbo

LO QUE VA DE AYER A HOY: 522 MÁRTIRES DE LA CRUZADA SUBEN A LOS ALTARES.

Si malo es el olvido actual de las víctimas del terrorismo, mucho peor ha sido el olvido de la Iglesia de sus mártires. Y así nos ha lucido el pelo. Mientras en el Seminario de Oviedo, generaciones de futuros sacerdotes  cantaban el himno a los seminaristas mártires, se llenaba el Seminario de aspirantes al sacerdocio, de cuyas rentas sigue viviendo la diócesis. Pero, desde los tiempos en que la orla de los seminaristas mártires desapareció, ¿dónde fue a parar?, hasta que se encontró con el correr de los años  perdida en el sótano de los trastos,  aquel Seminario floreciente, que era las niñas de los ojos de D. Javier Lauzurica, fue puesto en el tobogán , llegando hace dos años a su meta de fracaso resbaladizo con sólo ocho alumnos.

8 comentarios

El deber y la ley no admiten servidumbres

La gatera de Gabriel Albiac

Nos sentimos orgullosos de ser españoles, los inmensos servicios de nuestra nación al mundo y a Europa, con el enorme sacrificio de la vida de generaciones de españoles, de nuestra riqueza e incluso de los intereses personales y colectivos de los españoles, han demostrado una cosa: no somos un pueblo de serviles. Que triste es que en esta hora, para ocultar el triste fracaso de un Régimen político, al cumplimiento del deber y de la ley  se le llame desobediencia y a la traición de los políticos se le denomine democracia.

3 comentarios

Una Constitución sin Dios como norma moral de un pueblo de bautizados

¿SE PERDIÓ LA GUERRA DESPUES DE 73 AÑOS?

El Padre Garralda se despacha a gusto, lo que no quita que cargado de razón, al poner en relación el rumbo que está tomando España con la denuncia profética de unos, la minoría de disenso de la Transición, con el fracaso de las expectativas ingénuas de otros, la mayoría que aplaudió el proceso y la Constitución, ahora en rompimiento, como hace la serpiente con su camisa cuando le queda chica. La anécdota desde el medio eclesiástico es representativa de una sociedad toda, encallada tras los cantos de sirena, pero a la que le cuesta reconocer errores pasados. 

6 comentarios

"Una vida inmisericorde se encuentra con Dios misericordioso"

El arzobispo de Oviedo y Carrillo

Sigue el cacareo sectario e hipócrita, contra el arzobispo de Oviedo, un pastor de lujo para los asturianos en esta hora de Pilatos, en la que los políticos como los segmentos sociales que representan, imitan al prefecto romano en Judea y renuncian a la Verdad, pero en las mejores palabras de nuestro articulista:"La Iglesia de Cristo, con entrañas de madre, ha escrito por boca de D. Jesús Sanz Montes el epitafio más bello y perdonador de la moral cristiana: que descanse en paz Carrillo y que los que por él fueron mártires de Cristo intercedan por él en el momento del encuentro de su vida inmisericorde con el Dios misericordioso".   

34 comentarios


Páginas 

 1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11 

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo